Dirección opuesta seleccionada para participar en la sección International Features del Festival New York Latino presentado por WarnerMedia

Alejandro Bellame: Me mueve la condición dividida del inmigrante
22 de agosto de 2021

Dirigida por Alejandro Bellame, la adaptación cinematográfica de la novela Blue Label/Etiqueta Azul, del escritor venezolano Eduardo Sánchez Rugeles, coguionista de la producción, fue seleccionada para participar en la sección International Features del Festival New York Latino presentado por WarnerMedia.

Bellame describió a PRODU cómo ha sido la experiencia de trabajar con Rugeles y los distintos elementos que lo conectaron con la historia. También, profundizó sobre sus próximos proyectos que incluyen tres guiones terminados. 

“La experiencia fue muy positiva desde todo punto de vista, además, me valió ganar un amigo muy cercano” dijo Bellame sobre su trabajo junto a Sánchez Rugeles. Igualmente, describió que fue hecho con armonía y agrado.

“Eduardo fue muy generoso, muy abierto a escuchar sugerencias. Pudimos trabajar muy de acuerdo durante todo el proceso de adaptación” acotó.

Por su parte, señaló que la idea de adaptar la novela a una película nació tras una sugerencia de su esposa Elsy Gómez, quien un día le dijo que debía de leer el libro, ya que ahí estaba la historia de su próxima película.

“Efectivamente, la leí y enseguida me di cuenta que se trataba de una historia muy pertinente en el momento que vivía y que aún vive el país. El tema de la inmigración, de la diáspora, de la desesperanza, sobre todo para los más jóvenes de la población, en medio de una situación en la que no se logra vislumbrar un futuro demasiado promisorio” comentó.

Bellame señaló que Blue label es una novela con personajes interesantes y situaciones añorables.

“Tanto Eduardo como yo estuvimos de acuerdo en adaptarla de una forma en la que se mantuviera la esencia, pero con la libertad necesaria para transitar del formato de lenguaje literario al audiovisual de la mejor manera posible” acotó.

En relación a los reconocimientos de Dirección opuesta en festivales hispanos como el Chicago Latino Film Festival y el New York Latino, Bellame considera que la película conecta con la audiencia ya que habla desde el amor, la amistad y la memoria, lo cual considera la hace universal.

Sin embargo, también apunta que tiene una mirada particular y única, al ser una historia de amor y amistad en una Venezuela de incertidumbre y desesperanza.

“Yo creo que esa combinación la hace susceptible a ser apreciada por esas audiencias internacionales. La película puede ser cuestionada, puedes aceptar o no su postura, pero no deja al espectador al margen de su universo emocional. El amor, la amistad, la nostalgia son algo que todos hemos experimentado, de forma individual y por lo tanto distinta, pero con la que todos podemos conectarnos” expresó.

En su caso, comentó que la historia lo conectó desde lo emocional a lo racional. Primero, se relacionó con la historia de amor, los personajes y la situación que plantea y su forma de mostrar la realidad venezolana. Además, señaló que lo atrapó el sentido del humor y la nostalgia, así como la tristeza, la banalidad y trascendencia en la que se mueven los personajes.

Bellame resaltó que, en líneas generales, busca contar historias que lo cuestionen, que le planteen retos y preguntas y que lo lleven a explorar emociones humanas en circunstancias particulares.

“En mis anteriores películas el contexto venezolano siempre ha estado presente como una preocupación. Ahora que estoy fuera de mi país y viviendo en mi otro país, que es Italia, tal vez esa narrativa cambie. Sin embargo, mi conexión con mi lugar de origen creo que va a ser permanente” explicó.

En ese sentido, indicó que su actual situación personal le ha generado nuevas interrogantes que aspira a tratar.

“En este momento me mueve precisamente esa condición dividida del inmigrante. Creo que Dirección opuesta es un primer acercamiento a ese tema que me plantea tantas preguntas y retos personales, que me impulsan a explorar esa circunstancia. Seguramente, esa inquietud estará presente en próximos proyectos” reveló.

Finalmente, Bellame adelantó que tiene tres guiones terminados que siguen en proceso de revisión. Uno de ellos es El vacío, que escribió junto a Armando Coll y que, comentó, desea producir pronto. El otro guion se titula Mizael y el tercero Tía Mermelada
https;