Amy Rodgers de WARC: Hay que usar el propósito como motor de las estrategias de mercadeo

01 de abril de 2019


Usar el propósito para potenciar el cambio de comportamiento, involucrar a los clientes para impulsar el compromiso de marca y entrelazar la creatividad en la experiencia del cliente, son los tres temas principales que surgen del análisis de las 100 campañas más creativas según WARK.
 
Según dijo Amy Rodgers, editora de investigación de WARC, y autora del reporte Creative 100, profundizaron en los rankings para ofrecer lecciones de los “éxitos creativos que inspirarán y guiarán el camino hacia una mayor creatividad”.
 
La primera lección es que usar el propósito como motor de las estrategias de mercadeo sigue siendo algo común para las campañas creativas más exitosas, pero en esta oportunidad los mensajes de este tipo han ido evolucionando desde crear consciencia a incentivar a los consumidores a cambiar de comportamiento. Campañas con este enfoque lograron que el propósito de marca fuera accionado por los propios consumidores.
 
La segunda lección es que involucrar directamente a los clientes en las campañas, ya sea para impulsar el cambio de comportamiento o para fomentar el compromiso de marca es un tema clave. Un ejemplo: la marca más creativa de este año, Burger King, logró que sus clientes se disfrazaran de payasos. 

Y la tercera es que este año en lugar de ver una campaña como una entidad existente en un solo canal, algunas de las marcas más premiadas crearon experiencias en las que la idea creativa se integró en cada elemento del proceso de compra, creando ejecuciones de clientes en múltiples canales para que funcionen en esos momentos.