Ángela Poblete

Ángela Poblete de Fábula en #PRODUprimetime: Hay más series por hacer que productores existentes, hay ya que formar gente nueva
13 de agosto de 2021

“Creo que hay más series por hacer que productores existentes; es tanta la demanda de contenido, particularmente en México, que en verdad hay que ir formando gente nueva” dijo Ángela Poblete, directora de Desarrollo y TV de Fábula en #PRODUprimetime con Ríchard Izarra.

INTENSO Y DIVERTIDO
“Hoy tengo el placer de estar con una periodista, productora, y ejecutiva chilena, con más de 20 años de experiencia en TV, en diversas áreas como programación, desarrollo y producción. Y hoy tiene un trabajo de lo más creativo y divertido, pero a la vez intenso. Es la directora regional de TV de quizás la productora más importante de Chile: Fábula. Es la encargada de poner en marcha ideas, desarrollos y alianzas; llevar la relación con los clientes, entender las tendencias, y también buscar las historias, o las IP (Intellectual properties)” fue como la presentó Ríchard.

BIEN PARADOS
“Los periodistas somos unos buscadores de historias, y eso ha hecho que calcemos perfectos en este mercado, y hagamos un cruce tan orgánico con la ficción. Creo que aprendemos, a través de nuestras carreras, a identificar historias atractivas y a contarlas de manera interesante para que logren captar la atención. Al venirnos a este lugar de la ficción caemos muy bien parados” comentó Ángela, quien comenzó su trayectoria de periodista en Chilevisión, investigando para diversos programas. Luego fue productora ejecutiva, coordinadora de la grilla programática y desarrolladora de proyectos. En TVN fue jefa del área de Desarrollo de Contenidos. En 2015 se unió a Fábula, donde ha liderado la producción ejecutiva de series exitosas como La jauría, El presidente y actualmente está a la cabeza de Señorita 89, en México, y 42 días en la oscuridad, en Chile.

VOCACIÓN POR LA CALIDAD
“La vocación de Fábula siempre ha sido tener productos que se distingan por su calidad en todos los formatos que trabajamos, especialmente en cine y TV. Hemos logrado defender esa calidad, y otra cosa que nos caracteriza, o que intentamos que esté fuertemente en la ADN de Fábula, es poder ver fenómenos sociales interesantes que logren identificar a las personas y que generen discusiones en los espectadores. Eso también es algo bien característico nuestro, al igual que trabajar con las emociones. Somos gente inquieta, gente llena de preguntas. Hay mucha diversidad también en la gente que trabaja acá, y creo que todo eso se nota en la variedad de productos que tenemos. Nos gusta poner en la mesa proyectos que sean provocativos”.

FÁBULA CON ACENTO
Ríchard le preguntó si el nombre de Fábula se escribía con acento o no, porque aparece de las dos formas en Google. “Nosotros como publishers cuidamos mucho el estilo, la redacción, y por supuesto, escribir correctamente todos los nombres. Y en PRODU hemos escrito Fábula pero también Fabula, como está en vuestro logo” expresó Ríchard. Ángela confirmó que Fábula se pronuncia y se escribe con acento en la primera a. “Lo del logo fue un error, pero se ha quedado así”.

CIENCIA FICCIÓN, TERROR Y AVENTURA
Fundada por los hermanos Pablo y Juan de Dios Larraín en el año 2005, Fábula actualmente desarrolla varios proyectos simultáneos: “Estamos haciendo ciencia ficción, terror, aventura, géneros que no habíamos hecho nunca antes y que han sido creados por nuestra área de desarrollo de Contenidos que lideran Daniel Castell y Julio Rojas, dos tremendos profesionales, muy creativos. Estamos experimentando con géneros que antes parecía imposible hacerlos en Latinoamérica. Saltamos de un género a otro” indicó Ángela. 

LOCURA VS. MÉTODO
Ríchard la invitó a comentar algo sobre la evolución que había experimentado el desarrollar una historia, especialmente ella, que había sido parte de la producción tradicional en una televisora abierta, y ahora estaba en la modernidad con una plataforma. “Creo que hay algo muy interesante en la revalorización del rol del creativo. En la TV abierta, los creativos eran como personas media locas que necesitaban mucho espacio para que les cayeran la manzanas de Newton en la cabeza para tener una buena idea. En el mundo actual, hay una profesionalización del rol del creativo: ahora trabaja con un método, trabaja con un equipo para que su idea vea la luz. Es muy bonito ver como el equipo creativo logra sistematizar sus ideas para poder llevarlas a cabo y, además, como esa idea crece de la mano de personas que se encuentran en diferentes países, que tienen diferentes experiencias de vida y que cumplen con diferentes roles a lo largo de todo el proceso, tanto dentro del cuarto de escritores, que es el comienzo, hasta que entra un showrunner y lo da por terminado. Ese rol del creativo que en la TV abierta no se veía de esta manera, creo que es una cosa interesante de los nuevos tiempos”.

CONSOLIDADOS Y NUEVOS
Continuó: “Hoy en día existe un sistema de trabajo estandarizado que permite avanzar mucho más rápido y más estructuradamente, además de entendernos mejor. Los cuartos de escritores generan mecanismos de seguridad donde cada cierto tiempo vamos todos alineándonos y poniéndonos en la misma página: la productora, la plataforma y los creativos. Además, son cuartos de escritores superinternacionales; es maravilloso ver cómo surge la idea, y cómo una idea conecta con otro y cómo el otro la hace crecer y luego de qué manera se transmite al papel y cobra vida. Es bien emocionante, y a mí es la parte del proceso que más me gusta. Nosotros procuramos que en esos cuartos de escritores haya escritores consolidados, guionistas consolidados, pero también gente joven, que aprenda el método, que meta mano en el guion. Estamos creando nuevas generaciones que aporten frescura. Creo que hay más series por hacer que productores. Hay que ir fogueando gente nueva que sea capaz de contar estas historias y vaya empoderando los cuartos de escritores”.

NI FRONTERAS NI LÍMITES
“Hoy una serie chilena puede estar dirigida por una argentina, escrita por un mexicano y la dirección de fotografía por un español. Ya estamos trabajando así. No hay fronteras ni límites. Hoy toda la comunidad hispanohablante se reúne y arma un dream team con los mejores talentos de cada país. ¡Es un sueño! Es muy bonito darse cuenta a lo largo de ese proceso, cómo las cosas que nos unen son muchas más que las que nos dividen, y cómo nuestras idiosincrasias son más similares de lo que pensábamos. Nosotros somos un país larguito con una cordillera que nos separa del resto del continente, por lo tanto siempre pensábamos que nuestra idiosincrasia era muy poco latina, muy fría. Pero hoy en día todas estas herramientas digitales de comunicación nos dan la posibilidad de compartir con personas de distintos lugares de Latinoamérica y nos damos cuenta de que somos todos muy similares y con problemáticas bastante parecidas” agregó.

COMPLICIDAD
También señaló: “En vez de sentirnos una competencia o ver una amenaza en Dynamo, Lemon, La corriente del golfo, hay una complicidad también, hay una amistad, hay una generosidad. Se da porque creo que todos venimos del mundo del cine, otros del mundo de la publicidad, otros de la TV, pero todos estamos aprendiendo a trabajar para las plataformas; todos estamos aprendiendo a hacer series, todos estamos descubriendo distintas maneras de contar las historias, bien sea en podcasts, en series, en fin, se ha vuelto muy flexible y amplio este universo. Esta complicidad y esta solidaridad en el medio ha sido también clave para el crecimiento de todos. Es una manera muy moderna de ver las cosas, y a mí me fascina, me parece linda. Creo que a todos nos beneficia. Cuando alguien descubre un guionista que es bueno, o un director que da buenos resultados, lo comparte con el otro, porque finalmente lo que queremos todos, hoy en día, es que los latinos tengamos un lugar relevante en el mundo para poder contar nuestras historias”.

MÉXICO
De la sede que abrieron en CDMX, subrayó: “Ha sido titánico, la oficina está a cargo de un tremendo productor, Eduardo Castro, un gran compañero, que viajó a abrir esa oficina mexicana de la mano de un proyecto que se llama Señorita 89. Es una serie grande y bien sólida, una historia encabezada por Lucía Puenzo y dirigida por varios directores, fue un buen ‘alunizaje’ poniendo la primera bandera chilena en México, además en pandemia. En Chile cerraron las fronteras y nos ha costado mucho viajar todo lo que quisiéramos a México a acompañarlo. Sin embargo hemos logrado sacar adelante esta producción con bastante éxito y está quedando muy linda, el resultado ha sido fantástico. Planificamos siempre esta llegada a México de la mano de equipos locales, tratando de entender con mucha humildad la idiosincrasia mexicana y la forma de producir que tienen, que es bastante más estadounidense a la forma como trabajamos en el Cono Sur. Ha sido un viaje de gran aprendizaje, la cultura mexicana es hermosa y la gente muy acogedora”.

EMPRENDIMIENTO PODCAST
Sobre el nuevo emprendimiento de Fábula Podcast, acotó: “El mundo del podcast es superapasionante y no es un hermano chico de la ficción. Es un medio potente y una manera muy apasionante de contar las historias. La producción con imágenes tiene ciertas limitantes, pero en el podcast no; se cuentan sin ninguna limitación de los recursos, y la historia que te plazca y en el lugar que sea, y con un valor de producción infinito porque es solo audio.La capacidad creativa se multiplica. Es muy bonito y se pasa muy bien haciéndolo, los actores especialmente lo pasan muy bien”.

EL SUEÑO FÁBULA
Dijo también: “Yo quisiera que Fábula fuera una casa productora que acogiera a los mejores talentos de la región y que esos talentos quisieran contar sus historias, a través nuestro, con el respaldo de nuestra producción. Eso sería, creo yo, un sueño y un gran aporte que Fábula pudiese hacer: reunir talentos de distintas naturalezas, de distintos países, con distintas vocaciones, con distintos estilos y formas de narrar, pero todos, con el interés de contar historias relevantes para nuestro continente y para el mundo”.

CIUDADANOS DEL MUNDO
Ríchard le preguntó sobre sus jefes, los hermanos Larraín, que han hecho películas tan maravillosas, pero que no era tan fácil conseguirlos para entrevistas. Expresó: “Pablo y Juan de Dios Larraín están basados en Chile pero son ciudadanos del mundo. Producen en distintos lugares. A Pablo le tocó hacer una serie con Steven King (Lisey’s Story) y otra película el mismo año. Por períodos les toca a ambos estar fuera de Chile, pero la base está aquí, y el corazón está aquí”.

Ver entrevista completa
https;