Laura Fernández Espeso (Mediapro), participó del keynote junto con Pilar Blasco (Banijay) y Nathalie García (Fremantle)

Coproducir e invertir en desarrollo es la fórmula de las productoras para conservar el IP pero conlleva riesgos
03 de octubre de 2021

Tres mujeres al frente de importantes compañías participaron de uno de los keynotes de Iberseries Platino Industria: Pilar Blasco, CEO de Banijay Iberia; Laura Fernández Espeso, CEO de The Mediapro Studio; y Nathalie García, CEO de Fremantle España. Ellas hablaron sobre el posicionamiento de los estudios que dirigen y de la necesidad de conservar la propiedad intelectual de los productos. Gloria Saló, de GECA España, moderó la conversación.

Pilar Blasco indicó que, incluso desde antes de la aparición de los streamers, Banijay ha logrado un posicionamiento desde lo local, pues comprende una red de productoras independientes, en su identidad, en lo comercial y, sobre todo, en la creatividad. El foco en la creatividad les ha permitido lanzar al mundo programas como Tu cara me suena, de Gestmusic, el formato español más vendido; y más recientemente El puente, que se ha versionado para AMC, Channel 4 (Reino Unido) y HBO Brasil.

“Ficciones como La catedral del mar e Isabel han sido muy seguidas en Latinoamérica y tenemos proyectos con la región que esperamos poder comunicar pronto, uno de ellos es en México con Endemol Shine Boomdog. También tenemos un acuerdo Utópica Media, empresa de desarrollo de guiones, para dos proyectos musicales” informó Blasco.

La consolidación de The Mediapro Studio como jugador global ha llegado de la mano de varios factores: 30 años produciendo contenidos con ambición internacional, 25 años distribuyendo, 58 oficinas en todo el mundo (26 de las cuales ya generan programación), fuerte inversión en el desarrollo de los contenidos y alianzas de coproducción.

“Cuando decidimos fortalecer el área de contenidos ya teníamos una base de operaciones en todos esos países y ha sido más fácil empezar con los directores de contenidos, guionistas, showrunners que ya eran conocidos en todos esos mercados” comentó Fernández Espeso.

La estrategia de Fremantle es “glocal”: los lineamientos globales se van reproduciendo localmente en los territorios del mundo. Nathalie García comentó que la compañía es conocida por el entretenimiento y los grandes formatos, pero no tanto por sus ficciones, aunque hay muchos guiones y proyectos en desarrollo. En Latinoamérica tienen varias series en marcha, algunas en alianza con Fábula de Chile.

“La línea es afianzar el entretenimiento y luego arrancar con la ficción y ahora mismo, como ha anunciado Fremantle a nivel global, los grandes documentales y el factual” informó García.

Las ejecutivas también comentaron sobre la transformación que, tras la llegada y proliferación de los streamers, está viviendo la industria. En el centro de la cuestión está quién conserva la propiedad intelectual de las producciones: productores y creadores o plataformas. La coproducción y la inversión en desarrollo aparecen como las formas de conservar el IP, pero conlleva riesgos.

“Es importante invertir en desarrollo, pero la realidad es que de cada diez formatos que desarrollamos vendemos uno, los otros nueve se nos quedan en las pérdidas. Necesitamos recuperar para garantizar diversidad en las historias, por eso es importante una legislación que proteja” apuntó Blasco, de Banijay.

“Para conservar nuestra propiedad intelectual tenemos que arriesgar, y podemos arriesgar porque tenemos la distribuidora dentro del estudio, y con eso podemos hacer previsiones de venta y recuperación. Creo que hoy caminamos hacia un ecosistema donde todo va a convivir. Por el momento no sabemos cuáles serán las ventanas y la duración de ellas porque todo está pasando ahora” dijo Espeso.

García, de Fremantle, comentó: “Es más fácil conservar los derechos cuando se produce para la televisión local. Producir para las plataformas es más complicado porque emiten a nivel global y se quedan con todo. Hay que adaptarse a los distintos niveles”.
https;