Sydney Lovely, CTO y director general de Networking

El Dynamic IP Blueprint
Sydney Lovely|17 de diciembre de 2020

Con frecuencia me relaciono con otros CTO de la industria de medios y, a menudo, nuestras conversaciones se centran en los desafíos de ingeniería que debemos superar, en particular las formas en las que podemos mejorar la eficiencia del flujo de trabajo para ayudar en la producción y distribución. Todos somos conscientes de que nuestra tarea colectiva es proporcionar el lienzo perfecto en el que los productores y otros creadores de contenido puedan desarrollar dramas absorbentes, una cobertura deportiva estimulante y programas de noticias esclarecedores. De hecho, tenemos un objetivo común: sentar las bases que permitan a nuestros clientes creativos cautivar a las audiencias, mientras garantizan que el modelo de negocio siga siendo sólido, ¡no es exactamente una tarea sencilla!

Por supuesto, en todas estas conversaciones hablamos sobre los desafíos que enfrentan los jugadores de la industria de todo tipo y cómo las tecnologías basadas en IP pueden desempeñar un papel central para abordarlos. Estamos viviendo una época en la que los costos de producción de medios están escalando a tal punto que casi todas las emisoras enfrentan la necesidad imperiosa de producir más contenido con una calidad superior y distribuirlo en una variedad más amplia de plataformas. Y el problema no es solo el volumen y la variedad de contenido, sino que adicionalmente las expectativas del público en torno a la calidad de la producción de contenido premium están en su punto más alto. Por ejemplo, hoy en día, la cobertura de las carreras de Fórmula 1 ahora cuenta con más de 100 ángulos de cámara —incluidas cámaras en la pista, cámaras itinerantes, cámaras en helicópteros, cámaras de drones y al menos dos cámaras en cada vehículo—. El hecho es que las audiencias de hoy exigen experiencias de visualización más viscerales y envolventes, y negárselas significa menos espectadores y una disminución de los ingresos.

Entonces, el enigma para los equipos de ingeniería es cómo hacer más con menos. ¿Cómo proporcionamos el mejor lienzo para los creadores de contenido mientras hacemos malabares con el personal, los costos operativos y la capacidad de las instalaciones? Para algunos, migrar a IP se considera una salvación potencial, pero si esta transición solo se enfoca en migrar los flujos de trabajo tradicionales de SDI a una nueva capa de transmisión, perdemos la verdadera naturaleza transformacional de IP.

Tres pilares
Lo que está claro, a medida que continuamos con el replanteamiento completo de los procesos de producción que comenzaron con el cambio a la propiedad intelectual hace unos años, es que las emisoras y otros productores de contenido no solo deben hacer que el IP funcione, sino también poner la tecnología a trabajar para ellos. Todos sabemos que, a medida que nos acercamos a la era de 400 Gigabit Ethernet, la trasmisión IP ofrece mucho más ancho de banda que 12 Gigabit SDI, y la estructura de conmutación basada en IP correspondiente puede manejar más señalización y proporcionar una mejor flexibilidad con una mejor economía de unidad. Sin embargo, las discusiones sobre “velocidades y feeds” que vemos con demasiada frecuencia pasan por alto la visión fundamental que ofrece el IP.

Lo que necesitamos es un nuevo modelo para el flujo de trabajo de producción que aproveche el IP para obtener la agilidad, el dinamismo y la flexibilidad que los pioneros del Internet han dado por sentado durante mucho tiempo, ventajas que permitirán que los sectores de medios y entretenimiento operen a escala. Necesitamos ver el IP como un estrato fundamental que no solo reduce costos de producción, sino que libera la creatividad para los equipos de producción que diseñan contenido en todo un espectro de categorías y formatos, desde deportes hasta entretenimiento y noticias de última hora; ya sea en vivo en TV lineal, streaming por demanda o en cortes para redes sociales.

Dentro de Grass Valley describimos esto como Dynamic IP Blueprint (modelo de IP dinámico), que se basa en tres pilares clave: administración de infraestructura dinámica, administración de dispositivos y procesamiento de sóftwer. Estos pilares, que son poderosos y sin embargo bastante complejos, son administrados por Dynamic System Orchestration para permitir que todas las partes trabajen conjuntamente de una manera simplificada y que abran las puertas a enormes mejoras en la utilización de recursos y oportunidades creativas.

Los pilares pueden sonar familiares para quienes trabajan en el mundo de las TI, al observar el montón de aplicaciones y las operaciones del centro de datos de Amazon, Google o Microsoft. Este concepto ciertamente se basa en estas prácticas de TI, pero también hay grandes diferencias.

IP para la creatividad en medios
La forma en que operan las empresas de medios es bastante diferente a un modelo de centro de datos tradicional. En muchos sentidos, la producción de medios se parece más al estudio de un artista que a un centro de datos. No importa cuánta tecnología tengamos, en el fondo seguimos siendo una industria creativa que está elaborando un producto que cautiva a los consumidores: la tecnología es una herramienta y el proceso que pone a su disposición no es un fin en sí mismo.

Los medios tienen mucho más que ver con los elementos controlados por humanos y lo que la gente hace directamente con la tecnología —bien sean cámaras, mesas de mezclas, equipos de iluminación, salas de control principal u otros equipos—, que la mayor parte del mundo de las TI. Es una búsqueda creativa y muchos de estos equipos no están diseñados para ser controlados a través de IP o por sóftwer escondido en un centro de datos remoto.

Liberar el potencial del ser humano creativo es la esencia del Dynamic IP Blueprint. Necesitamos usar el IP de una manera que funcione para las realidades de la producción de medios moderna, y necesitamos armar sóftwer y sistemas para un mundo donde el IP, SDI y una serie de interfaces propietarias extrañas y maravillosas puedan trabajar de una manera orquestada, y convivir con el factor humano. Es vital que los innovadores de nuestro sector comiencen a ver las cosas de esta manera más temprano que tarde, ya que la transición a IP y una industria de televisión más impulsada por sóftwer claramente no es un proyecto que surge de la noche a la mañana.

Fundaciones futuras
Cuando hablo con mis colegas CTO, muchos me dicen que los impulsores de negocio de la transición a IP se han centrado en la creación de capacidades de producción a mayor escala o en la necesidad de contenido de gama alta como UHD. Para Grass Valley, el cambio a IP no se trata solo de ser mayor y más rápido, se trata de ser mejor. ¡Es un concepto del que los creativos pueden enamorarse! El IP facilitará la creación de contenido de gran apariencia y contará historias realmente atractivas, al tiempo que tomará más control sobre los recursos de producción, tanto ahora como en el futuro.

Al mirar dentro de la bola de cristal, vemos una gran cantidad de nuevas posibilidades que conducirán a contenido más fascinante: transmisión basada en objetos, video inmersivo de 360 grados junto con nuevas formas de realidad virtual y aumentada. El debate queda abierto en cuanto a que algo de esto se convierta en factor común, pero lo que está claro es que, para estar preparados para lo que sea que nos depare el futuro, debemos comenzar a construir las bases adecuadas. Pero como dije anteriormente, siempre estoy hablando con la gente y estaría realmente interesado en escuchar a otros en la industria: ¿qué nuevas tecnologías y enfoques avanzados esperan obtener de sus sistemas IP? Déjenme saber lo que piensan.
https;