Netflix invirtió en 2021 más de US$500 millones en producción en Latinoamérica 

¿El Peak TV alcanzó a las OTT por suscripción?
12 de febrero de 2023

Fue en 2015 cuando John Landgraf, presidente de los canales de FOX, acuñó el término Peak TV al tope máximo en las cifras de producción de contenidos televisivos, y fue en 2022 cuando expertos de la industria aseguraron que esta burbuja llegó a su tope máximo; sin embargo, el “peak” podría adaptarse perfectamente a las OTT por suscripción (SVOD), en donde también se llegó a una saturación de producciones, por lo que grandes plataformas como Netflix decidieron frenar sus inversiones y ser más cautelosos en lo que ofrecían a sus consumidores.
 
EE UU cerró 2022 con el estreno de 599 series, 40 más que un año anterior y un total de 2024 programas originales para TV y plataformas; la inversión de las compañías de streaming también rompió récord, con más de US$17mil millones ese año por parte de Netflix y en 2021 invirtió US$500 millones en Latinoamérica; mientras que Disney, para el mercado estadounidense, destinó US$33mil millones, y Warner Bros lo hizo con US$22.400 millones.
 
Uno de los análisis realizados por Landgraf, determinó que esta curva de crecimiento había llegado a su máximo en 2022, lo cual fue respaldado por un informe de Ampere Analysis, la cual determinó que, en el segundo semestre de ese año, el pedido de series originales se redujo en un 24% en EE UU, sumado a la cancelación de series. Algunos medios se refirieron a más de 133 series para plataformas, el doble que en 2020.
 
En Latinoamérica, la producción continúa, plataformas como ViX+ apuestan por el mercado hispanohablante, y con ello, por generar producciones locales: “Se trata de invertir en el contenido, en el producto, haciéndolo fácil y entretenido para que la gente se quede. No importa si es contenido pagado o con anuncios, la ventaja del streaming es ofrecerle un menú de opciones al consumidor en el que pueda elegir lo que más le atraiga” dijo Rodrigo Mazón, Chief Content Officer de ViX.
 
Mientras que, del lado de los productores, el reacomodo es constante en esta industria, “que poco a poco se ha ido asentando después de un período convulsivo en años anteriores, en donde existía una competencia feroz, que ahora deja de ser por volumen y empieza a ser por diferenciar los proyectos entre sí. No se está buscando quién hace más contenido, sino qué producciones son diferentes” opinó Diego Rabasa, escritor y showrunner de Perro Azul, responsable de la serie El colapso para ViX.

Al parecer, el Peak TV: la explosión de la burbuja del streaming llegó a EE UU, pero en Latinoamérica la apuesta está en inversiones locales, con menores presupuestos, pero enfocadas en historias diferenciadas, que mantengan a los suscriptores satisfechos con su inversión.
https;