Hugo Coya

En todo momento pensé que El último bastión era serie para el streaming entendible mundialmente y con calidad de plataformas: productor Hugo Coya de Perú
Marcela Tedesco|02 de marzo de 2021

El último bastión (35 capítulos), ficción ambientada en la época de la independencia peruana y producida por Televisión Nacional de Perú (canal 7), debutó en Netflix el pasado jueves 25 y, en apenas tres días se colocó en el top 4 de Perú y en el top 5 de España.

Comercializada por Tondero Distribution, es además la primera serie peruana y la primera ficción realizada por un canal público latinoamericano en llegar a una plataforma streaming.

“En todo momento pensé: ¡ésta serie va a streaming! Por eso tenía que poder ser entendida por un peruano, pero igualmente por un inglés, un español, un estadounidense; y el nivel de producción no debía extrañar al televidente de streaming. Esa exigencia nos demoró dos años” comentó Hugo Coya, productor e impulsor de la serie en 2016, en ese momento director ejecutivo del canal público peruano (hoy es gerente general de Del Barrio Producciones).

En 2016, Coya se planteó hacer una ficción en el marco del bicentenario de la independencia peruana, que se celebra este año, y para ello convocó a Eduardo y María Luisa Adrianzén (quienes ya habían hecho Nuestra historia para el canal 7) para hacer una serie que reflejara qué significó la independencia para el ciudadano de a pie.

El resultado fue la serie más ambiciosa de la televisión peruana: producida en 4K; escenas con 200 extras; vestuarios que reprodujeron los trajes retratados en los cuadros de Pancho Fierro y Gil de Castro; comité de historiadores; un historiador a tiempo completo especializado en la época; banda sonora especialmente realizada para la serie; cuidado especial en el lenguaje de los actores y muchos otros detalles para garantizar calidad.

El último bastión es una historia coral que, como es contada desde la perspectiva de las personas comunes, refleja la participación de la mujer, de los indígenas y de los afrodescendientes que han sido invisibilizados por la historia. “No es algo que se ha incluido para ser políticamente correcto, sino que reflejamos como de verdad ocurrió” apuntó Coya.

Ahora, desde Del Barrio Producciones, el ejecutivo trabaja en dos proyectos históricos para ser producidos con socios internacionales.
https;