Adriana Suárez

Escritora Adriana Suárez especializada en temas femeninos en #PRODUprimetime: Después de Café... arrancó otra historia inédita de Fernando Gaitán
06 de junio de 2021

La escritora Adriana Suárez, quien en cierta forma ha asumido el rol dejado por Fernando Gaitán en RCN, arranca la escritura de una nueva telenovela, igualmente sobre mujeres —su especialidad— después de haber adaptado y modernizado la nueva Café con aroma de mujer.

TAMBIÉN DE GAITÁN
La información la dio la propia Adriana en #PRODUprimetime con Ríchard Izarra. Y su nuevo proyecto se basa en una sinopsis que dejó Gaitán antes de morir, quien estaría muy contento de que su pupila, a quien invitó hace unos 20 años a unirse al cuarto de escritores de RCN, sea quien haya heredado sus proyectos.
“RCN me encomendó otra historia, también de mujeres, una historia bellísima que tenía el canal, también original de Gaitán. Él escribió una sinopsis no más, estaba guardada y ahora la vamos a hacer. El personaje es una mujer que viene de una ciudad pequeña y la sorpresa es que se vuelve muy importante” dijo, sin revelar nada más.

ORIGINALES
Aunque la atención actual de los medios se esté enfocando en Adriana por su adaptación de la nueva Café con aroma de mujer, a la que le dio un giro moderno pero manteniendo la esencia, su trayectoria y relevancia está marcada por sus propios proyectos originales de éxito. Inclusive, el renombrado escritor Bernardo Romero Pereiro (1944-2005) quedó gratamente impresionado por una historia de una mujer alcohólica escrita por ella y la invitó a trabajar con él a mediados de los años 90. Así es como esta periodista, egresada de la Universidad Javeriana, entra al mundo de la TV con su primer original, Copas amargas, para la programadora Coestrellas exhibida en 1997. Desde entonces no ha dejado de escribir libretos de TV y siempre sobre mujeres. Tuvo la suerte de contar como tutores con dos grandes de la TV: Bernardo Romero y Fernando Gaitán. “Fernando me llamó para que me fuera a RCN a trabajar con ellos y allí me presentó a Juan Carlos Pérez, quien hoy es mi marido y también es escritor. Fernando fue nuestro maestro, mi gran amigo, mi hermano”.

HERENCIA
La escritura, dice, le viene de su abuelo, Arturo Suárez, escritor colombiano cuya temática también fue la mujer. “Yo de niña escribía, hacía los discursos en el colegio, me encantaba todo lo que tuviera que ver con las historias. Mi papá me puso a leer los libros de mi abuelo y actualmente escribo en el escritorio de él, que tiene más de 100 años. Creo que él, en donde esté, me inspira mucho o me sopla”.

LA CALLE COMO INSPIRACIÓN
Sobre dónde consigue la inspiración para sus originales, explica: “A mí me ha servido muchísimo el periodismo porque me gusta investigar. Creo que las historias están en la calle; la realidad supera la ficción. Hay que ser muy creativa en el ‘cómo’. Cuando consigo un tema que me llama la atención, me pongo a investigar, y de allí saco los personajes. Tengo, afortunadamente, un gran equipo con el que nos ayudamos mutuamente en la investigación, la realización, en todo, y allí nacen las historias, y los mismos personajes te van dando información y ayudándote a que todos los días inventes más en torno a esa historia. Es un proceso creativo muy bonito y para mí, es mi pasión”.

EQUIPO SÓLIDO
Del equipo de escritores que la acompaña desde hace años mencionó a Javier Giraldo, Paola Cazares, Cecilia Percy. Ellos participaron en la nueva Café con aroma de mujer, al igual que los directores Mauricio Cruz y Olga Lucía Rodríguez. “Mauricio es un director espectacular, te escucha y lee muy bien los libretos, y Olga Lucía, con quien ya he trabajado, le saca el alma a los personajes. Con mis compañeros escritores ya tenemos muchos años trabajando juntos. Paola es una mujer de comedia, tiene un gran sentido del humor, y Javier es paisa como yo. Los dos venimos de zona cafetera, conocemos el café, vivimos en finca cafetera, ha sido mi compañero desde hace unos diez años. Es un equipo sólido, bueno, de gente apasionada”.

MUJERES MODERNAS
En la conversa contó que había descubierto que Gaitán no quiso entrarle a otra versión de Café con aroma de mujer. “Estuvo a punto de hacer la segunda versión, pero no fue capaz. Él no quería cambiar nada, no quería agregar que ahora hay tecnología, que las mujeres cambiaron un poco su manera de ser. Yo aposté con mi equipo a que la gente conociera estas mujeres de verdad, que quieren salir adelante, que son latinoamericanas. La mujer moderna puede expresar lo que siente y los sueños que tiene; antes eran más recatadas, estaban más en la casa, ahora trabajan, salen de la casa además de estar en la casa también. Hacen absolutamente de todo y lo hacen bien, son mujeres que quieren aprender, que van a la par de la tecnología”.

LA MISMA ESENCIA
De la mujer colombiana y la internacional, dijo: “Yo tengo la impresión de que las mujeres somos las mismas, tenemos la misma esencia así tengamos costumbres y culturas diferentes, pero en esencia somos las mismas y nos identificamos con los mismos problemas y tenemos que luchar por lo mismo. Somos mamás, somos hijas y somos hermanas, y siento que es un prototipo de mujer universal, y eso fue lo que hizo Gaitán en Café con aroma de mujer: mostrar una mujer universal y por eso la han adaptado en otros países del mundo con otros temas, en México con el tequila y funcionó muy bien porque en esencia es lo mismo”.

LA MUJER COMO NICHO
Adriana indicó que había encontrado su nicho contando historias sobre mujeres desde que arrancó en Coestrellas con la historia de la mujer alcohólica. “Así han sido todos mis proyectos, de mujeres, como Solteronas (2018); Allá te espero (2014); Mi ex (2017); Divino pecado (2015); El último matrimonio feliz (2008); Todos quieren con Marilyn (2004); Pedro Pablo (2000);  El Fiscal (1999, colibretista). Todos proyectos con tinte muy femenino. Esa ha sido mi especialidad desde que estoy escribiendo”.

CREATIVA TAMBIÉN
También ha sido ejecutiva, estuvo cuatro años como directora creativa de RCN. Lo explicó así: “Gaitán decía que nosotros como escritores debíamos de estar en todo, mirar el producto desde que lo escribíamos, mirar su realización, producción, cómo estaba al aire... Nos enseñó a estar muy pendientes del producto que hacíamos, por eso pude hacer la producción de Todos quieren con Marilyn, y cuando me llamó RCN para que estuviera esos cuatro años ayudando en la VP Creativa, pues fue para ayudar a mis compañeros. Fue un trabajo que siempre hicimos con Gaitán, trabajos en grupo, trabajos para crear historias entre todos, cuando el trabajo en grupo se hace de verdad, sale muy bien”.

Ver entrevista completa

https;