José Luis Gascue

José Luis Gascue de Calinos en #PRODUprimetime: El primetime de muchos países, menos los anglos, es de dramas, y los turcos juegan un papel importante
20 de septiembre de 2021

Las plataformas tienen un peso importante, pero el primetime de muchos países del mundo, excluyendo a los anglosajones, está compuesto en buena parte de dramas, y los dramas turcos juegan un papel muy importante, dijo José Luis Gascue en #PRODUprimetime con Ríchard Izarra.

TV ABIERTA MUY DINÁMICA
‟Pienso que la televisión no se está acabando y confío en el concepto según el cual va a evolucionar. Todos piensan que la TV va a dejar de ser un medio común de la gente y que la gente se va a ir más hacia el streaming. Yo pienso que todo depende de los países, de las costumbres, de la costumbre del televidente, de la penetración de Internet. Hay una cantidad de factores que juegan un papel muy importante. La verdad es que la TV abierta es sumamente dinámica y, obviamente, se va a prestar como medio de información muchísimo más rápido que todos los demás, y ese es el fuerte de la televisión abierta. Hay millones de teorías por ahí, esta es una que yo pienso. No creo que se acabe la TV abierta” agregó.

PRODUCTO FAMILIAR
Ríchard: El producto turco, en cierta forma, ha sobrepasado a nuestra novela latinoamericana. Conozco a muchos que han roto incluso el contrato, el output deal, para probar el producto turco y les ha ido muy bien. ¿Qué pasó con nuestra telenovela? ‟No creo que haya pasado nada con nuestra novela. Creo que el producto turco llegó y compite muy bien con el producto nuestro, porque es un producto familiar. Resultó ser muy bueno y es parte de la novedad. Es igual que cuando comenzaron las novelas de nuestros amigos de Globo en Latinoamérica en español, eran un exitazo por completo y funcionaban buenísimo, y hay canales que todavía siguen casados con Globo, y otros con Televisa y los demás distribuidores. Pero la novela turca es una cosa novedosa, es como cuando lanzaron el Tesla, todo el mundo quería montarse en uno porque era el carro eléctrico. Las novelas turcas fueron un descubrimiento que comenzó en Chile, y la verdad es que se convirtió en un completo boom. Tienen muchos elementos que funcionan muy bien en televisión y que a los programadores les convienen. Creo que todo es un asunto de evolución”.

EL MUNDO COMO RETO
‟Hoy tengo el gusto de estar con un líder de la distribución, de las operaciones de empresas y de la venta, sobre todo de la ficción. Cuenta con 28 años de experiencia, habiendo trabajado para corporaciones. Él es el abogado José Luis Gascue, VP ejecutivo de Ventas Mundiales de Calinos Entertainment” fueron las palabras para presentarlo. ‟Es un reto bien interesante porque ya no solamente estoy dirigiendo la operación de Latinoamérica, sino la mundial. Me siento muy contento, tengo ocho vendedores a mi cargo, todos maravillosos, un equipo de ventas muy bueno, y estoy muy satisfecho con lo que estoy haciendo en Calinos” comentó. 

FUERZA DE MUJER
Ríchard: ¿Y ese equipo de ocho personas lo has creado tú? ‟El equipo ya existía; tenemos una persona nueva, en Buenos Aires, que todos conocen: Bernadette Delmas. Ella se encarga del Cono Sur principalmente, y tenemos a Duda Rodríguez, en Los Ángeles, y que ha manejado Latinoamérica durante muchísimo tiempo para Calinos. Entre las dos son mi mano derecha, y de verdad que estamos muy bien. Pero todo el resto del equipo tenía bastante tiempo trabajando en Calinos. Nada más con el éxito de nuestra novela Fuerza de mujer hemos batido todos los récords. Pusimos una novela en el primetime de España, en Antena 3, y de verdad que los resultados fueron fantásticos. Ese es un espacio que está reservado para producciones españolas, pero con la pandemia logramos colocarlo ahí, funcionó y se convirtió en un fenómeno”.

IGUALES A LOS LATINOAMERICANOS
Ríchard: ¿Y qué fue lo que te atrajo del producto turco para aceptar la oferta de Calinos? ‟Siempre cuento la misma historia. La primera vez que vi una novela turca o que entendí que la novela turca era un exitazo, vendía productos de FOX y nada metido en lo de las novelas. Estaba en casa de un queridísimo gerente general de un canal en Uruguay —que lamentablemente ya falleció, Eduardo Radío— y la esposa nos dice ‘perdónenme, voy a terminar la cena temprano porque me voy a ver a Onur’. Yo pregunto que quién es Onur, y me dicen que es el protagonista de una novela que se llama Las mil y una noches. Cuando llego a mi hotel y me meto en Las mil y una noches y la busco en español, y comienzo a mirarla me digo ‘oye, los brasileños cambiaron el doblaje, ya no están usando la misma casa de doblaje’ y estoy analizando eso, cuando comienzo a ver, y me pregunto ¿qué es esto? y me doy cuenta de que era turco. Me llamó muchísimo la atención que el personaje turco se adaptara muy bien a Latinoamérica. Si te pongo a ti, Ríchard, en Estambul, tú podrías ser turco; yo podría ser turco. La mayoría de nosotros los latinos podríamos ser turcos, y encajan muy bien los personajes en la televisión. Y se han hecho muy conocidos”.

LIBROS
Ríchard: También se están comprando libretos turcos… ‟Sí, definitivamente. Nosotros estamos negociando con los libros turcos, no en todas partes de Latinoamérica, pero sí tenemos varios sitios donde estamos vendiendo libros turcos. Los mercados principales nuestros de la coproducción han sido Bulgaria y Rumania, por la cercanía y por lo interesante del producto. En Latinoamérica estamos por entrar con algo que no puedo decir todavía, pero sí creo que va a tener muy buenos frutos y muy buena publicidad”.

INICIOS
Sobre cómo entró a esta industria, dijo: ‟Un amigo mío trabajaba de pasante en un escritorio jurídico de Caracas y me dijo que necesitan en HBO un pasante legal que hablara inglés, y me dijo que la única persona que conocía que hablaba inglés bien era yo. Yo estudiaba en la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas. Fui a la entrevista y me dieron el cargo inmediatamente. Me contrataron Teresa Zerpa y Luis Peraza para trabajar con ellos, y ese fue mi primer trabajo formal. Estuve seis años y traje de Caracas a Miami la oficina de Business Affairs de HBO, que era donde se hacían todos los contratos de adquisiciones. Ese fue parte de mi trabajo y por eso es que estoy en Miami. Después redacté junto a Chris Philip un contrato para PolyGram y HBO, y eso me hizo tener una relación muy estrecha con Chris Philip porque era un contrato larguísimo y bien interesante. Chris llegó aquí porque PolyGram había sido adquirido por Universal Studios. Chris me llamó para ofrecerme un trabajo en distribución y lo acepté. Era la primera vez que estaba del lado de la venta, yo estaba del lado de la compra, pero en la parte legal de la compra”.

VENTA INDEPENDIENTE
Ríchard: Y después de eso estuviste con nuestro amigo Brandariz en Beverly Hills Entertainment, igual de vendedor de películas… ‟Esa fue una tremenda experiencia, porque había trabajado en HBO, que era un canal principal de TV por cable, y había trabajado en un estudio de Hollywood, Universal. Cuando empiezo a trabajar con Brandariz en esa época, el producto que él vendía competía directamente con el producto de los majors. Él vendía unas películas de más bajo presupuesto, pero con un cast importante, y de verdad que hacían un balance buenísimo en el precio que pagaban los teledifusores por las películas, que eran buenas películas. Me pareció muy interesante esa oportunidad y que tenía que experimentar en el mercado de los independientes. Entonces tomé esa decisión y me fui con José Manuel Brandariz dos años”.

ELIE WAHBA
De su experiencia de 11 años con FOX y Elie Wahba, indicó: ‟Elie Wahba era de los más antiguos distribuidores y todavía tenía su oficina en São Paulo y una oficina satélite en Miami, donde estaba yo y teníamos a dos personas. Yo manejaba la mitad de Latinoamérica. Lo que pasa es que FOX era el estudio, el estudio de las oportunidades, era donde te entregaban todo y te daban oportunidad de crear e innovar y de sugerir. Estuve 11 años en FOX, un tiempo superfeliz. Y trabajar de la mano de Elie Wahba es como andar en un carro con chofer… ¡Buenísimo, una maravilla! De verdad que su experiencia aporta muchísimo y solucionamos cosas que yo a veces llegaba a un punto que me daba contra la pared, y Elie salía con la solución adelante, y obviamente fue una fuente de enseñanza infinita”.

Ver entrevista completa

https;