Club de cuervos abrió la puerta a producciones latinoamericanas para plataformas globales como Netflix

México crece y cambia

28 de abril de 2016


Con una población superior a los 120 millones de habitantes, México cuenta con más de 1.500 compañías, entre casas productoras, de posproducción, doblaje y animación, que conforman la industria creativa y de medios. Esta representa en la actualidad alrededor del 7% del Producto Interno Bruto (PIB) del país. La TV abierta sigue liderando en México, sobre todo en los estratos sociales más bajos. Además, sigue en movimiento y con novedades. Tal es el caso de Grupo Imagen Multimedia, que ganó en 2015 los derechos de explotar durante 20 años un paquete de 123 canales digitales y sacó del aire su señal Cadenatres para convertirla en Excelsior TV y dar paso a una nueva cadena de TV abierta que está por lanzar. Para fines de 2015, la TV abierta en México generó más de US$2.530 millones y se estima que en 2019 el valor aumentará a US$2.640 millones. Sin embargo, las plataformas que se alejan de lo tradicional prometen crecer con más rapidez. La TV paga avanza Según cifras de Lamac, de 2005 a 2016 la penetración de la TV paga ha crecido en un 264%, es decir, casi tres veces, mientras que la TV abierta ha crecido desde 2005 solo un 48%.También el share de la TV abierta ha bajado. De 2005 a 2016 tuvo una caída del 27, 3%. Mientras, el share de la TV paga subió de un 2,3% a un 39,7%. Lamac cree que muy pronto se verá que la TV paga en México alcanzará niveles masivos de penetración, comparables con los niveles de países como Chile, Argentina y Colombia. Según cifras de Business Bureau, México cuenta con 19,2 millones de hogares abonados al sistema de la TV paga. La cifra representa un incremento mayor a 1,3 millones de abonados desde 2014 a 2015. Actualmente, 10,3 millones de suscriptores disponen de servicio satelital, lo que representa un 54% del mercado, mientras que la tasa de abonados digitales alcanza a un 87%. Se estima que para 2020 exista una penetración del 68,2% en este territorio. En estos momentos, Sky es el operador principal con más del 37% de abonados, mientras que el 30,53% del mercado está repartido en partes casi iguales entre Dish y Megacable. El grupo Cablecom captó la mayor cantidad de nuevos clientes y le siguió Grupo Televisa junto a Cablemás, y detrás Megacable, que suman entre 25 y 30 mil suscriptores. “Se ha visto un crecimiento en la audiencia de la TV paga desde que se realizó el apagón analógico porque este medio se ha visto beneficiado. Esto va muy alineado con las necesidades de los televidentes del país y está liderando los principales cambios de consumo” aseguró Klaudia Bermúdez, VP sénior y gerente general para América Latina de NBCUniversal International. Más allá de los medios tradicionales Sin duda, uno de los mayores crecimientos de los últimos años se da en las plataformas digitales y ello conlleva el lanzamiento de más players que lanzan su versión OTT, VOD, TV everywhere, catch-up o web-streaming, con el objetivo de colocar sus contenidos al alcance de los usuarios en las diferentes pantallas. Business Bureau y su equipo de BB-Multiscreens, Platforms&Contents, identificó 56 plataformas legales, de las cuales 27 son de programadores, nueve pertenecen a cableoperadores y 20 a otras empresas que lanzaron sus propias plataformas. Estas plataformas están relacionadas de manera directa con el cambio en el comportamiento del consumo de los usuarios, principalmente en el de los internautas. De acuerdo con el Estudio de consumo de medios y dispositivos entre internautas mexicanos, que realiza IAB en conjunto con Televisa.com y Millward Brown, dos de cada diez mexicanos siguen la transmisión de un canal de TV por Internet y siete de cada diez cuenta con TV por cable, porcentajes que continúan aumentando. La tecnología apoya y refuerza estos cambios, pues según el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), en el segundo semestre de 2015 ya había en México 107,1 millones de líneas de telefonía móvil y más de 57,5 millones de usuarios de la banda ancha móvil. Además, según un estudio de Signum Research, existen actualmente 14,7 millones de hogares con accesos a computadora y, de esos, 12,9 millones cuentan con conexión a Internet. Por ende, es de esperarse que los sistemas de entretenimiento pagados por Internet también hayan crecido en los últimos dos años. En México, el 58% de los internautas cuenta con uno; Netflix se posiciona como el más fuerte con un 36% y un crecimiento superior a diez puntos en el año; le sigue iTunes con un 20%; Claro Video con un 12% y Cinépolis Klic, con un 5%. Al crecimiento de estas plataformas se suma el reciente lanzamiento de Blim de Televisa. “Esta compañía decidió dar de baja su plataforma VEO para lanzar Blim, la cual tiene un modelo SVOD y, como estrategia, dejó de vender a Netflix sus contenidos para competir con mayor agresividad. Aquí se muestra la flexibilidad y velocidad con la que vive la industria. Nadie quiere quedarse atrás en esta carrera de la innovación” opinó Business Bureau. Netflix cuenta con más de 48 millones de suscriptores en el mundo. En México existen 1,5 millones de personas con servicios de videostreaming y se estima que la industria podría llegar a facturar cerca de US$10 millones en 2017. Nuevas oportunidades de producción El nacimiento y crecimiento de estas plataformas también representa una ventana de oportunidad para las casas productoras mexicanas independientes para generar contenidos exclusivos que abarquen al mercado internacional. Tal es el caso de casas productoras como Alazraki (Club de cuervos) y Argos (La ingobernable), las cuales han logrado posicionar sus productos en Netflix, siendo estas producciones las primeras series originales en español de la plataforma. Mientras, Claro Video ha hecho alianza con Corazón TV (El torito) y próximamente con 11:11 Film, de Manolo Cardona (La hermandad). “La idea es encontrar a los mejores productores para lograr un modelo que funcione en toda Latinoamérica, en donde tiene presencia Claro Video. El crecimiento de la plataforma es notorio, incluso por arriba de Netflix, en el último trimestre, gracias a que tenemos un contenido importante de todos los estudios de EE UU y, a diferencia de la competencia, contamos con más producciones en habla hispana, además de nuestro bajo costo; esto permite que el crecimiento sea mayor” dijo Arturo Ayub, director de Comunicación, Relaciones Institucionales y Alianzas Estratégicas de Telmex, con respecto a la participación de Claro Video en el mercado. Se estima que el mercado de VOD y OTT en México ascenderá en US$809 millones para 2018. El papel de México en el doblaje y animación La industria de doblaje mexicana es una de las más reconocidas en el mundo. Empresas como Grupo Macías, Candiani Studios, Caaliope, SDI, Dubbing House y Grabaciones y Doblajes, ponen el nombre del país en alto gracias a sus trabajos en cine, TV y nuevas plataformas. Es este último un tema de gran interés para las compañías, ya que asegura una enorme oportunidad de expandir el trabajo a otras plataformas. “La industria del doblaje en México es líder en Latinoamérica y con este boom de la TV a través de distribuidoras de canales PPV y plataformas digitales se nos abren más posibilidades, no solo de hacer programas tradicionales, sino producciones cortas, expresamente para otras ventanas” destacó Jorge Arregui, presidente de Dubbing House. De acuerdo con Promexico y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), México es el sexto exportador del mundo en animación y contenido digital. Además, según cifras de Pixelatl, empresa dedicada a la difusión y creación de productos multimedia, animación, cómics y caricaturas, el sector de la animación tiene un crecimiento anual cercano al 18%, mientras que los costos de producción son un 40% más baratos que en EE UU dentro del área de entretenimiento digital. En tanto, el Instituto Mexicano de Cinematografía destaca que de 2010 a 2015 se han producido diez series animadas y que el número va en aumento. En 2015, Un gallo con muchos huevos, de Huevocartoon, se colocó en el top 10 de las más taquilleras, de acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria del Cine (Canacine). También se destacaron Don Gato: el inicio de la pandilla, que logró distribuirse en 25 países y Guardianes de Oz. Ambas son de Ánima Estudios, una de las compañías de animación más destacadas del país ya que cuenta con 11 películas y ocho series de TV, entre ellas El Chavo del ocho animado y El Chapulín colorado; también se suma un proyecto con Netflix. Además de Ánima Estudios y Huevocartoon Producciones, en esta rama se destacan otras compañías como Dagos, Ciberfilms, Magic Gate Studios, El Milagrito y Cluster Studio. “Si tienen un estudio de animación, pasen por México y contraten animadores mexicanos” fueron las palabras de Jorge Gutiérrez, director de El libro de la vida, durante el Focus Territory Mexico en Mifa. Estar en México parece ser sinónimo de crecimiento y reinvención.