El trabajo remoto y las clases online han hecho que la TV se encienda y se apague más tarde

Nielsen IBOPE México: TV y radio mexicanas retienen las nuevas audiencias que sumaron durante la pandemia
Flor Singer |09 de julio de 2021

La pandemia dejó su huella en el comportamiento de las audiencias en México. Si bien el confinamiento disparó el consumo de contenidos audiovisuales, más de un año después con la mayoría de los países avanzando en la vacunación, algunos cambios se quedaron. La audiencia de la TV en México se está reacomodando con la vuelta a la normalidad. Pasada la contingencia, cuando 42,4% hogares tenían la TV prendida durante el día, la audiencia mantuvo un crecimiento.

Los datos de la medidora Nielsen evidencian que aunque en este 2021 los niveles de audiencia cayeron 8% con respecto a los picos del año pasado se mantienen 3% por encima de lo que había los primeros meses de 2020, cuando el coronavirus no había cambiado todo.

“Ya no tenemos los números que tuvimos durante la pandemia, pero seguimos con mayor visionado. Hay nuevos ojos y nuevos públicos en programas que no veíamos en ciertos géneros y horarios, porque mucha gente sigue trabajando en remoto y los niños con clases virtuales” explica Ana Laura Barro, Client Business Partner en Nielsen IBOPE México.

Estos nuevos televidentes que antes estaban en la oficina, también han cambiado los horarios de encendido. La TV en México ahora se enciende más tarde y se apaga más tarde también, lo que también ha tenido expresión en el cambio de algunas parrillas de programación, con la transmisión tardía de algunos eventos deportivos y la difusión en abierto de algunos contenidos lanzados en streaming, explica Barro. “Están respondiendo a los cambios de la audiencia y capitalizándolos”.

“En términos de contenidos televisivos durante la pandemia hubo una inclinación para noticieros y programas religiosos que se ha mantenido al igual que el interés por los unitarios, telenovelas, reality shows, y programas de concurso, los más vistos por el público mexicano” apunta Barro. 

La radio vivió un redescubrimiento en pleno siglo XXI. Las audiencias infantiles y juveniles dispararon el consumo de este medio tradicional, al menos en el área metropolitana de CDMX, donde Nielsen hace mediciones. “Con la radio sucedió un fenómeno interesante. La escucha aumentó de 56 a 72%, y el tiempo de 3 horas a 3 horas y 20 minutos”.

El radioescucha típico tenía más de 30 años de edad. Ahora hay un incremento en edades 8 a 12 y adolescentes de 12 a 18, “un público muy difícil de captar en la radio, que incluso ha sido descartado por anunciantes y radiodifusores”. Los programas musicales han atraído a esta nueva audiencia que, pasada la emergencia, se mantiene.

El consumo digital, tanto en redes sociales como en búsquedas en streaming, tuvo el esperado crecimiento que también empujó el aumento de la penetración de Internet en el país. “Con la pandemia el mundo entero se adelantó 10 años a la interacción digital que estamos teniendo ahora”. El tiempo de navegación durante este período tuvo un aumento de 47%, según el anuario de Nielsen. 

De acuerdo al Instituto Federal de Telecomunicaciones, 7 de cada 10 mexicanos están conectados. En 2020 se experimentó un crecimiento de casi 2%, que se expresa en un universo de 84 millones de usuarios, de los cuales 77% entra a Internet para acceder a contenidos audiovisuales, el nicho de las plataformas de streaming.
https;