Raúl Aldana es VP de Doblaje en ZOO Digital 
Opinión: Doblando en las nubes
Raúl Aldana|16 de octubre de 2020

En 1987, inspirado en las hazañas de mi héroe Bruce Springsteen, quien cinco años atrás había lanzado su disco Nebraska, producido en una grabadora de cassette de cuatro tracks, la famosa Tascam 144, compré el Porta Two de Tascam, una versión mejorada de la mística grabadora de “el jefe”. Así comencé a jugar y luego a producir grabaciones multi track de cierta calidad desde mi casa. Hice demos de música y locución y, de hecho, llegué a hacer un programa de radio de esa forma, pero todavía estaba lejos de que los productores aceptaran una grabación casera. 

Poco tiempo pasó y empezamos a digitalizarnos. Adiós a las cintas. ¡Viva el pro tools! Y todos sabemos cómo la historia siguió. La tecnología digital, de precio prohibitivo en sus inicios, se democratizó y comenzamos a montar nuestros estudios en casa. Llegó la conexión remota con su elitista ISDN, desbancado por source connect y las más económicas opciones como IPDTL, connection open y, si no, por lo menos Skype. ¡Viva la conectividad! Pero... ¿y la sincronía en video para poder doblar? Un pequeño problema: latencia.

Durante mis últimos años en Disney supervisé mis proyectos usando Blue Jeans, el sistema de videoconferencia, conectando la consola del estudio a la computadora para escuchar a distancia en tiempo real la interpretación de mis actores y la edición de diálogo. Pero... seguía faltando la imagen. ¡Latencia! Fue entonces que alguien me habló de una locura que servía para grabar en la nube. ¿Qué? ¿Grabar usando el browser con un micrófono USB? ¡Ja!

La industria del doblaje, ya lo he dicho antes, es una industria peleada consigo misma y renuente al cambio. Tras mi salida de Disney me encontré con ese dilema. Entonces regresó a mí aquella locura de meses atrás, ahora con una propuesta de trabajo. Me enamoré de la idea de iniciar el cambio combinando innovación y experiencia. Al fin una plataforma que nos permite conectarnos en tiempo real con el director para grabar proyectos de lip sync, sin latencia y con calidad: ZOODubs.

Comencé a invitar a los mejores y más vanguardistas colegas que conozco y ellos iniciaron el cambio. ZOODubs también significa la democratización del doblaje. Después de reunir algunos requisitos técnicos y pasar unas pruebas sencillas, los actores entran en contacto con los mejores directores de doblaje en las distintas lenguas sin tener que pasar por el largo período de abrirse paso visitando estudios para recibir una oportunidad. Hoy grabo con mis mejores talentos sin importar su ubicación física y abriendo las puertas al medio que antes no tenían los actores que viven fuera de las ciudades donde la industria tradicionalmente opera. Claro, hubo y hay quienes no han creído en eso.

Hoy, la industria del doblaje vive un momento histórico por la cantidad de contenidos que hay. Ante la pandemia actual, la industria se paralizó y los productores y distribuidores de contenido comenzaron a poner su atención en el doblaje hecho a distancia. Los actores y directores que creyeron y desarrollaron esta opción no han dejado de trabajar y hoy están grabando jornadas completas todos los días. Otras empresas de localización de contenidos tratan de desarrollar sus propias plataformas y eso a todos nosotros, los talentos de voz, nos beneficia y nos invita al cambio y nos da opciones de trabajo en el futuro y en estos tiempos de aislamiento involuntario.
https;