Primera Plana


Daniel Hadad

Daniel Hadad de Infobae en #PRODUprimetime: En mi teléfono monitoreo segundo a segundo el comportamiento de cada nota, video y foto

22 de septiembre de 2021

‟Quizás no todos saben que nosotros vemos segundo a segundo, así como en la TV veíamos el rating minuto a minuto, el comportamiento de cada artículo: cuántos lo están viendo; con qué velocidad crece o decrece; hasta qué línea se ve; cuál fotografía es la que más atención genera; si un video se ve cinco segundos o cinco minutos. Todo eso me sigue maravillando. No soñé con esto. El mundo hizo algo más de lo que esperaba” dijo Daniel Hadad, fundador y presidente de Infobae, en #PRODUprimetime con Ríchard Izarra.

TESTEO SOBRE LA MARCHA
‟Como Infobae es un sitio de noticias de Internet, cuenta con tres estructuras. Una que es el CMS, el ‘sistema de manejo de contenidos’. Otra, el CDN, ‘sistema de distribución de contenidos’ y la tercera, la nube. Todo eso requiere de mucha precisión. Podríamos titular esta entrevista de alguna manera, por ejemplo: Daniel Hadad aseguró que la IA (inteligencia artificial) es más potente que la inteligencia humana. Hoy podríamos poner ese título y cambiarle el orden: La IA es superior a la humana, aseguró Daniel Hadad, o podríamos buscar otra frase. Entonces podemos colocar tres títulos distintos, y publicamos los tres. Un 33% va a un grupo de lectores; un 33% va a otro grupo, y otro 33% a un último grupo de lectores. Y en diez minutos vemos dónde hubo más engagement; quiénes vieron más la nota y con cuál título, y cuánto tiempo permanecieron. Entonces automáticamente el sistema dice: No, el título es el primero, y queda ese título. Eso no existía antes. No teníamos formas de saber. Vivimos testeando sobre la marcha” agregó.

INTUICIÓN VS. IA
Ríchard le mostró una entrevista en video que le había hecho hace 14 años donde decía que parte de su negocio, y de toda su acción, se lo debía a la intuición. Pero ahora han aparecido los algoritmos y la data dura. ¿La intuición sigue mandando o ahora es una combinación? preguntó. ‟No tengo la intuición que tenía antes. La intuición es reconocer patrones. Antes reconocía dónde había una demanda, dónde había determinado deseo de saber sobre un tema concreto. Pero con el tiempo, mi red neuronal húmeda comenzó a deteriorarse, y recurro a redes neuronales secas, que es lo que llamamos inteligencia artificial (IA). Hoy nos ocurre que tenemos instrumentos que nunca nos hubiésemos imaginado que existirían hace 14 años, cuando hicimos esa bonita entrevista. Tenemos sistemas que van trackeando la conversación en redes. Sabemos al instante qué es lo que está buscando la gente en Google” indicó.

ALARMAS
Continuó: ‟Y en eso tenemos alarmas. Ahora no estamos trabajando tan presencial, pero en las redacciones hay pantallas enormes donde aparecen luces rojas, verdes y amarillas, que el redactor está viendo, y se entera de qué es lo que la gente está buscando. Antes no teníamos forma de saberlo. Por ejemplo, si hay una orden de captura contra un prestigioso escritor que criticó al presidente Ortega, o que algo está ocurriendo en Venezuela, hay alertas. Eso no lo teníamos antes y eso nos facilita el trabajo a los periodistas”.

NÚMERO UNO
‟Hoy tengo el honor de estar con un empresario de medios, un abogado y periodista de éxito. En su haber tiene varias emisoras de radio y TV a las que mantuvo en el primer lugar y actualmente su sitio de noticias, cercano ya a cumplir 20 años, es considerado el número uno en español. Él es Daniel Hadad, fundador y dueño de Infobae. Muchas gracias, Daniel, por haber aceptado nuestra invitación” así fue presentado por Ríchard. ‟El agradecido soy yo; realmente es un orgullo poder participar de este ciclo y conversar contigo. Eres muy amable” respondió Daniel.
Ríchard: Aquí tengo unas cifras para comenzar la conversación: Infobae: número 1, arriba de El País y de La Vanguardia, con 59.903.033 visitantes únicos. Felicitaciones por este logro.

20 AÑOS
‟Infobae no es un producto tan nuevo, el año próximo vamos a cumplir 20 años online. Tenemos la ventaja, frente a algunos de nuestros competidores, de que nacimos digitales, con lo cual no tuvimos que dar ese duelo que le ocurre a muchas empresas de tener que ir día a día abandonando la operación del papel. Hay una palabra en inglés que es serendipity que, de alguna manera, es ir hacia una dirección y encontrar algo distinto a lo que uno buscaba, pero mejor. Y eso nos ocurrió en el 2007 o 2008. Infobae fue un producto previsto para las computadoras y para un primetime que iba de 9 a 5, el horario donde la gente estaba en su oficina, porque para ese momento Internet era para la oficina, la gente llegaba a su casa y no estaba con su teléfono como está hoy” indicó.

80% MÓVIL
‟En 2007 o 2008 apareció Steve Jobs y le puso a nuestro teléfono, que está omnipresente en nuestras vidas, datos y una cámara. Y cambió el mundo. Así como la primera revolución tecnológica en esta materia la da Internet, la segunda y más potente la da el teléfono inteligente. Con lo cual nuestra fórmula comenzó a ser menos PC y más teléfonos, y hoy gran parte de nuestro tráfico, un 80%, viene del teléfono celular.
Después seguimos aprendiendo lecciones. Esto nació como un producto local hecho al sur del continente, y nos dimos cuenta de que para no ir retrocediendo, hay que ir avanzando, y se puede avanzar teniendo más medios distintos, y como ya había tenido radios AM, FM, canales abiertos y de noticias, y un día me desprendí de todo eso, me dije que la forma de crecer era buscar nuevos mercados”.

SALIR DE ARGENTINA
‟Y salimos de Argentina y empezamos a abrir pequeñas oficinas, corresponsalías, en América Latina, y en algunas ciudades abrimos redacciones, como en Ciudad de México, donde Infobae es ya el cuarto medio en el ranking; como en Bogotá, donde somos el quinto medio. Estamos abriendo en estos días en Lima, Perú; y vamos a abrir en diciembre, si todo está bien, en Montevideo, Uruguay. Independientemente de eso tenemos una versión por default que se llama Infobae América, que es si uno no está ni en Argentina, México, Colombia, ni en Perú, en cualquier parte donde abra Infobae, se va a encontrar con la versión Infobae América” añadió.

SORPRENDER, EMOCIONAR Y PENSAR
‟Vengo de un país donde la estabilidad política no es lo que abunda, y entre 2011 y 2012 el tironeo de los medios de comunicación y el gobierno fue bastante complejo en Argentina. Para resumir, vendí cinco radios y el canal de noticias, C5N, y me dediqué ciento por ciento al hijo menor de esa familia de productos, que era Infobae, y que no tenía la dimensión, ni por casualidad, que tiene hoy, ni en Argentina ni afuera. Al principio fue complejo, triste y hasta traumático. Lo más importante son los contenidos, y me di cuenta de que a través de Internet podía seguir creando contenidos, de texto, de videos, contenidos periodísticos, y ahí está la clave. Siempre va a existir alguien que necesite contenido, y en el caso de los contenidos periodísticos, nosotros en todo momento nos proponemos tres cosas: que los contenidos sorprendan; que algunas veces emocionen, y que nos hagan pensar; y si logramos llegar en un artículo a esas tres condiciones, decimos: ‘lo logramos’” agregó.

FULL LIFE
Continuó: ‟No siempre se da eso porque hay noticias más trascendentes y algunas más intrascendentes, pero el mundo nunca permite el aburrimiento, y si no que lo digan estos dos últimos años que llevamos con pandemia, con mayor o menor intensidad. Además, el crecimiento de las audiencias de casi todos los distintos medios a principios de la pandemia fue notable. La gente necesitaba, quería, precisaba conocimiento sobre este virus. Al principio era mucho más desconocido que hoy, y aún sigue siendo desconocido en un montón de facetas. Este trabajo —tú lo conoces tanto como yo—, no tiene mucho descanso. No es full time como algunos creen, es full life. La comunicación y el periodismo no se detienen nunca, siempre hay información y cuando uno más tranquilo cree que puede estar, hay algo que nos concentra y hace que nuestro ciento por ciento de atención se tenga que posar sobre ese hecho”.

EL TIEMPO
Ríchard: Si te preguntara sobre tu visión de las redes sociales, fake news, ¿cómo molestan al ambiente periodístico profesional? ‟La sensación que tengo es que hoy todos los medios compiten contra todos los medios porque, en definitiva, llámese TV abierta, por cable o aplicaciones, radios, periódicos, sitios de Internet, Twitter, Instagram, Facebook, TikTok, y toda esa amplia gama de opciones que tiene hoy un usuario, lo que hacen es pelear por algo, un bien escaso que tú y yo tenemos, al igual que todos los que pueden estar viendo esta entrevista: el tiempo. El tiempo es un bien escaso, un día no tiene más de 24 horas, y la hora no tiene más de 60 minutos. Entonces todos buscamos atraer la mayor cantidad de tiempo posible la atención de nuestros usuarios”.

REDES
‟Siempre trato de observar las cosas de una manera positiva y creo que una red como Twitter, que hace quizás más ruido que otra cosa, es atractiva por varias razones: primero, le permite al periodista encontrar mucha información que, si uno sabe buscar, agiliza y, si se es consciente de la seriedad de la fuente, nos brinda mucha información. En segundo lugar, también es una forma de llegar al público que tal vez directamente no entraría a nuestro sitio. Alguien me pregunta por qué dedicamos tanto esfuerzo a Instagram, y es porque creo que cada vez más gente visita esta red, los más jóvenes y no tan jóvenes se informan a través de fotos y de video. Y alguno me podría preguntar ¿y con Facebook? Sí, también, pero quizás ahora no es el Facebook original donde un adolescente pasaba mucho tiempo, hoy hay mucha gente que tiene más de 40 a 45 años que se informa a través de Facebook. Y nosotros sentimos que donde hay un espectador, un usuario ávido de enterarse de lo que ocurre en el mundo, ahí tenemos que estar, sea en una cuenta de TikTok o de las otras redes sociales. O si tenemos el mail de una persona a la que le preguntamos qué temas le interesan y a qué hora le gustaría leerlo, tenemos la obligación de, a esa hora y con un determinado temario, enviarle un email con una newsletter. Las tomo como oportunidades de poder servir a nuestro usuario”.

MODELOS DE NEGOCIO
Ríchard: ¿Y los modelos de negocio, publicidad, suscripción, cuál funciona más en el caso de Infobae? ‟La publicidad, como todo, también ha ido evolucionando. La publicidad tradicional sigue funcionando, pero no es el único canal. Le sumaría dos canales más: uno, el branded content, donde hacemos un contenido a medida de una empresa. Ese es un contenido patrocinado y hoy representa un 20% a 25% de los ingresos totales de infobae. Y lo otro, muy novedoso, es una ciencia nueva de datos: la publicidad programática que no para de crecer. Para explicárselo a alguien que no está en el mundo publicitario, le diría que en esto no intervienen humanos: son dos computadoras que se hablan entre sí y que todo el tiempo van regulando el precio de compra y de venta. Hay una red llamada ‘opening’, donde una máquina compra y otra vende. Y eso ya es el 30% de nuestra publicidad. ¿Y el modelo de suscripción para Infobae no es una alternativa? Obviamente que sí, pero quizás no ahora, porque nuestro negocio, así como está, es rentable. Desde hace cinco años tenemos una compañía muy equilibrada con ganancias a fin de año, que tiene bien sus números”.

¿INFOBAE EN VENTA?
Ríchard: ¿Y el otro 50% es la publicidad normal? ‟Sí. Es la relación directa con agencias o con empresas. Tenemos equipos que tienen esa relación histórica con las 10 o 15 agencias de publicidad más importantes, y con esos 100 auspiciantes o empresas que invierten en publicidad y que están en el continente y que también forman parte de esta realidad”.
Ríchard: Para un hombre que ha vendido tantos medios y empresas, pienso que estás en una buena posición de vender ahora Infobae, no sé si querrás hacerlo, pero es una empresa muy apreciada en el mundo mediático… ‟Voy a hacerte una confesión: hace cuatro años perdí a mi padre y murió de una manera repentina. Los médicos le detectaron un tumor en el páncreas y en menos de un mes murió. Yo estaba en Buenos Aires y él también, y automáticamente empecé a llamar a la Clínica Mayo, al Cleveland Institute, y una doctora de la Universidad de Buenos Aires, me dijo: ‘usted está loco’, porque sentía que podía ponerlo en un avión privado y llevarlo, y pagarle los servicios médicos. Me di cuenta de que no había recursos que pudiesen curar ese cáncer”.

¿VENDER PARA QUÉ?
‟No creo que tener mucho más mejore la calidad de vida. Yo debo estar en estos momentos haciendo esta entrevista en uno de los lugares más bonitos del planeta, que es Miami, y detrás de esta pantalla a la que le hablo y te veo, está el océano Atlántico y veo algunas palmeras, y lamentablemente, por el trabajo y la pasión que le pongo, estoy poco aquí. Vivo más en un avión, visitando Ciudad de México, yendo a Bogotá, a Lima, Montevideo. Paso un tiempo en Buenos Aires. Tengo a una hija trabajando en una productora de series en Madrid, y trato de escapar. Y mi hija más pequeña se va a hacer el college en Londres. Y me digo: ‘¿vender, para qué?. El dinero es importante especialmente para el que no tiene sus necesidades básicas satisfechas, pero una vez que uno logra ciertas cosas, no se puede viajar en United y en American al mismo tiempo… A mí me gustan las pastas, pero no puedo comer todas las pastas que quiero porque aumento mucho de peso y el colesterol…
Entonces, el paso del tiempo me hizo ser en lo económico mucho menos ambicioso. Soy ambicioso en otras cosas. Miro la medición de ComScore mes a mes, y nuestra competencia con el diario El País, con La Vanguardia, en México nuestra pelea, en el buen sentido, con El Universal o con Reforma; en Argentina contra La Nación… Y ese tipo de ambición me encanta y la disfruto, pero me doy cuenta de que de donde vengo, de una familia muy humilde, donde el día 20 se acababa la carne y entraban las pastas y el arroz, la vida me ha dado demasiado y estoy enormemente agradecido”.

Ver entrevista completa

22 de septiembre de 2021

Primera plana


https;