Primera Plana


Marta Corbí

Proyecto de L757 de tax rebates para que Florida vuelva a ser destino para producciones audiovisuales: Marta Corbí de Ontier Media & Music Advisory 

16 de abril de 2021

La abogada Marta Corbí, de la oficina de Ontier Media & Music Advisory (OM&MA) Miami, analiza en esta nota el Proyecto L575 para establecer tax rebates en Florida y animar a la producción de contenido.

Florida es un Estado que posee una personalidad única y una reputación que muchos atribuyen a su fuerte presencia en el panorama cinematográfico nacional. Además, es uno de los pocos estados que ofrece un clima cálido y soleado durante todo el año, lugares diversos y fácil acceso a personal y talento cualificado.

A pesar de estas características, hay otro factor más silencioso que influye en la elección de un lugar de rodaje: los incentivos fiscales estatales.

Inició un programa de incentivos fiscales para las producciones cinematográficas en 2010, justamente en el apogeo de una “carrera nacional” para subvencionar las producciones cinematográficas. Cuarenta y cuatro estados ofrecieron U$S1,9 billones en varias subvenciones a la industria ese año. Y, por ejemplo, Florida, asignó U$S297 millones para ser otorgados durante los siguientes seis años a través de créditos fiscales transferibles, una subvención que podía usarse o venderse a otras compañías productoras que operaran en el estado. Sin embargo, la legislatura de Florida de 2016 determinó que los contribuyentes estaban pagando demasiado y ganando muy poco en los intentos del Estado de atraer el poder de las estrellas al Sunshine State, por lo que eliminaron el programa.

Estos incentivos fueron utilizados por películas locales como Magic mike, Pain and gain, Spring breakers y Dolphin tale, pero principalmente por series de televisión como Bloodline, Ballers, Glades y Magic city, todas ellas rodadas en Miami. Estas producciones ayudaron a proporcionar ingresos estatales y oportunidades laborales estables para los floridanos. Por ejemplo, Bloodline generó alrededor de U$S65 millones en gastos de viaje, U$S30 millones en gastos de producción, U$S9,4 millones en ingresos fiscales estatales y locales y 1.738 puestos de trabajo, según el Consejo de Desarrollo Turístico del Condado de Monroe.

Desde OM&MA, donde apoyamos la industria a nivel internacional, hemos experimentado de primera mano que los incentivos de televisión y cine traen negocio al Estado, el cual genera puestos de trabajo y estimula las economías locales. Además, las personas que terminan viendo la película o la serie en el país o en el extranjero se ven influenciadas por el encanto único de Florida, por lo que deciden pasar sus vacaciones allí. Una encuesta realizada por Visit Florida en 2013 mostró que la industria cinematográfica ayudó a persuadir al 22,7% de los visitantes nacionales a Florida y un estudio encargado por la Motion Picture Association of America afirmó un retorno de la inversión de entre U$S5,3 y U$S9,6 por cada U$S1 gastado por el Estado.

Desde que terminó el programa de incentivos, muchas películas y programas de televisión ambientados en Florida han optado por rodar en otros estados, como Georgia, donde un crédito fiscal del 30% ha convertido al estado en una potencia del entretenimiento. Según las cifras del Florida Film Commission, desde que se agotaron los créditos fiscales anteriores, Florida ha perdido más de 80 proyectos importantes de cine y televisión que habrían gastado más de U$S1,3 billones en el Estado y habrían generado 110.000 puestos de trabajo. En ausencia de un programa estatal, Hillsborough, Pinellas y otros condados ahora ofrecen sus propios incentivos para producciones de cine y televisión. Esto no traerá películas de Marvel a Tampa Bay en el corto plazo (Michael Bay rodó una de las películas de Transformers en Florida en 2010), pero puede marcar la diferencia en una película independiente y no tendrán que hacerse hueco en mercados saturados como Georgia.

Algunos esperan que en el futuro la legislatura de Florida decida revivir el programa de incentivos con modificaciones importantes, como no ser otorgados por orden de llegada y ser más selectivos con el dinero, o poniendo límites más adecuados a las cantidades de dinero que recauda cada proyecto. Otras propuestas incluyen financiamiento a un nivel más local, por condado o ciudad individual.

Eso es exactamente lo que hace el Proyecto de Ley 757 presentado por el miembro de la Cámara de Representantes Dana Trabulsy, que es un reflejo del Proyecto de Ley 704 del senador Joe Gruters. Los proyectos de ley crean un programa modesto pero eficaz de reembolso dirigido a atraer a las empresas de cine, televisión y medios digitales a generar proyectos, puestos de trabajo y dinero en Florida.

Los proyectos de Ley cuentan con un apoyo bipartidista y con el respaldo de grupos proempresariales como la Cámara de Comercio de Florida y Associated Industries of Florida, entre muchos otros. Eso permitiría a los estudios obtener un reembolso en algunos de los gastos que incurren durante el rodaje en Florida. Las productoras tendrían que contratar a un equipo con sede en Florida y pasar el 70% del tiempo de producción en el Estado para calificar.

En febrero de 2021 el proyecto de Ley del senador Gruters fue aprobado por el Comité de Comercio y Turismo del Senado y, aunque necesitará más apoyos según va avanzando, es un gran paso para conseguir reinstaurar un sistema de incentivos para Florida. Como dice el senador Gruter, “Florida tiene las localizaciones, el talento, la infraestructura y está abierta para hacer negocio. El momento es ahora".

Desde OM&MA están trabajando para apoyar la industria y la producción independiente, ayudando a los productores a gestionar los programas de incentivos en Florida, en EE UU y también a nivel internacional.

16 de abril de 2021

Primera plana


https;