Propuesta para eliminar doblaje en Cine y TV causa malestar en México
23 de abril de 1998

La Comisión de Cultura, presidida por María Rojo, presentará en próximas fechas a la Cámara de Diputados de México el Proyecto de Reformas y Adiciones a la Ley de Cinematografía Vigente. Entre los puntos que incluye esta propuesta y que han causado gran controversia se encuentran: 1- Incremento del 5% al precio del boleto para la creación de un fondo de fomento a la producción. 2- Fijar un porcentaje de exhibición en pantalla para el cine mexicano. 3- No al doblaje de películas y programas para televisión. Estos tres puntos, sin más razonamientos y así de vagos, son los únicos que se han dado a conocer por el momento. Se sabe que los textos finales de estas propuestas están siendo estudiados por los distintos sectores de la industria cinematográfica, manteniendo reuniones herméticas para conciliar intereses. Se cree que esta semana deben definirse claramente las propuestas. Sobre el 3er. punto "No al doblaje de películas y programas para televisión" no se tiene claro si la propuesta quiere decir que en México los programas de TV y las películas extranjeras serán exhibidos con su idioma original y tendrán subtítulos. Gerardo Suárez, Presidente y Director General de Suite Sync y Presidente de la AMEGA, Asociación Mexicana de Estudios de Grabación y Audio, integrada por las compañías de doblaje más importantes de México: Suite Sync, Audiomaster, Estudios Candiani/TVM, Audio Post, Gradoca, Grabaciones y Doblaje, Grupo Macías (Macías Producciones/Sonomex), Grupo Salgado (Producciones Salgado/Intertrack) y Larsa, declaró a P&D lo siguiente sobre el punto 3: '-Eliminar el doblaje en México no es posible, porque sobre leyes locales existen tratados internacionales como el TLC, aunado a cuestiones tecnológicas. Además las grandes compañías productoras, es decir los clientes, tienen la libertad de doblar sus materiales en cuanto idioma quieran para poder transmitirlos a diferentes mercados. Lo que se está proponiendo es incoherente, es totalmente ridículo y esto en lugar de ayudar a reactivar a la industria cinematográfica, acabaría con una industria con más de 40 años de existencia en México, que da de comer a 1.600 familias y que reporta divisas por US$17 millones anuales.' Suárez señaló que AMEGA ya comenzó a tomar medidas. '- Las compañías que actualmente formamos parte de AMEGA nos hemos reunido internamente para analizar la situación y hemos hecho saber nuestra postura al respecto a través de reuniones con la presidenta de la Comisión de Cultura. Hemos asistido a programas de radio, en breve lanzaremos desplegados y los actores que se dedican al doblaje están organizando un plantón frente a la Cámara de Diputados.'
https;