Perro come perro está dirigida por Carlos Moreno, quien será uno de los directores de la segunda temporada de Tiempo final

Se estrena en Colombia película Perro come perro de Carlos Moreno
16 de abril de 2008

(Nubia Gamboa). Este viernes 18 de abril se estrena en simultánea nacional la película Perro come perro de Carlos Moreno, quien además será uno de los directores de la segunda temporada de Tiempo final. La cinta que llega con 80 copias se lanza en medio de una gran expectativa ya que ha logrado destacadas actuaciones en varios eventos internacionales. Recientemente su protagonista Marlon Moreno, ganó el premio a Mejor Actor en el XXIII Festival de Cine de Guadalajara, adicionalmente la película estuvo en el pasado Sundance y en el Festival de Cine de Miami. Como preámbulo del estreno se presentó la premier el pasado martes en Cali, lugar donde se desarrolla la cinta. Perro come perro tiene tres videos musicales; dos de la banda Superlitio (que compuso el tema principal de la película), realizados por Carlos Moreno, y el restante es de la canción Las reglas realizado por Moreno y Jorge Navas, todos ya están rotando. Adicionalmente, la cinta cerró contrato de distribución y ventas internacionales con Celluloid Dreams, considerada una de las dos mejores agencias de ventas internacionales del mundo, junto con Wild Bunch. El contrato de ventas internacionales es para todos los territorios con excepción de Latinoamérica (excepto Brasil y México, que si están incluidos). La historia trata sobre la venganza de la muerte de William Medina y la prisa por recuperar unos dólares perdidos, eso es lo que une a los protagonistas: Víctor Peñaranda (Marlon Moreno) y Eusebio Benítez (Óscar Borda), quienes tienen que someterse a las órdenes de 'El Orejón' (Blas Jaramillo), un poderoso empresario devoto de la brujería, deseoso de vengar la muerte de su ahijado y obsesionado por encontrar su dinero. Sin conocerse, Peñaranda y Benítez son contratados para un operativo del que tienen pocos detalles. Comparten la habitación de un céntrico hotel, donde deben permanecer atentos y a la espera de instrucciones telefónicas. Cada uno obedece órdenes y trata de ocultar sus culpas: Peñaranda esconde los dólares que robó hace un par de días, y Benítez carga con el peso de haber asesinado a William Medina.
https;