Mujer de la Semana


Kymber Umaña Sprint

Kymber Umaña, gerente de Mercadeo Multicultural de Sprint

16 de mayo de 2008


(Patricia Blanco). Kymber Umaña es profeta de lo multicultural. Nacida en EE UU y sin raíces hispanas, la gerente de Mercadeo Multicultural de la empresa de telecomunicaciones Sprint, ha dedicado su carrera a trabajar en áreas que involucran otras culturas. Su trayectoria profesional se inició en Costa Rica, país que conoció desde muy joven a través de su hermana, quien se radicó en la nación centroamericana, y donde más tarde se estableció con su esposo, nativo de Costa Rica. Fue precisamente allí donde inició su trayectoria profesional, que comenzó en educación y entrenamiento en la Universidad de Costa Rica y luego en operaciones en United Airlines. Desde hace 14 años forma parte de Sprint, donde ha ocupado diversas posiciones en las áreas de operaciones, implementación, entrenamiento y mercadeo, casi todas relacionadas de alguna manera con productos o servicios internacionales. “Empecé a trabajar en mercadeo con nuestro producto Collect (llamadas de larga distancia por cobrar). Eso fue en el 99, era un producto cuyo mercado objetivo no estaba en EE UU. En mi caso me tocó trabajar la región del Caribe (Jaimaca, Haití, República Dominicana y Guyana). Ahí todo el mercadeo que hicimos se ejecutaba en los países que servíamos. Fue muy interesante porque trabajábamos con agencias en todos esos países para hacer anuncios de TV, impresos y en otros medios, y en cada país se trabajaba un media mix diferente” recuerda. Más adelante, Umaña pasó a formar parte del cada vez más robusto equipo de mercadeo multicultural de Sprint, hoy bajo la dirección de Isaac Mizrahi. “En el 2002 empecé a trabajar en el área de Wireless y también cambió mi asignación que tenía más que ver con el hispano dentro de EE UU, que es muy diferente al latino en sus países. Mi experiencia en el Caribe me dio mucho background para poder entender mejor a los hispanos de EE UU, pero hay que entender que son públicos diferentes. Cuando la persona viene a EE UU mantiene parte de su cultura pero también absorbe la cultura estadounidense y se adapta”. En la actualidad, Umaña estima que el reto principal es comprender la evolución de este segmento cada vez más complejo. “Creo que lo más difícil hoy día de trabajar con el mercado hispano es que ya no se trata de un segmento sino que son varios segmentos y hace falta medir la oportunidad dentro de estos segmentos y determinar cómo llegar con el mensaje, el idioma y el producto correcto para cada segmento dentro del mercado hispano. Lo difícil es manejar esto con el presupuesto disponible, que sigue siendo uno solo para todo el mercado” cierra la ejecutiva.