Personaje


José María Pujol, presidente y director general creativo de The Farm

02 de agosto de 2001


José María Pujol, uno de los creativos publicitarios más valorados por los anunciantes españoles, inicia una nueva etapa dentro de su brillante trayectoria profesional con la puesta en marcha a partir de septiembre de la agencia The Farm. Pujol funda The Farm después de su paso por las más importantes agencias del país, en las que ha acumulado un historial extraordinario. Compañías como Whynot, Lorente Grupo de Comunicación, Bassat Ogilvy & Mather, Casadevall Pedreño & PRG, Young & Rubicam o Cathedral The Creative Center, han sido testigos de su talento. Un talento reconocido y premiado en los principales festivales internacionales, en la mayoría de los cuales también ha comparecido como jurado. Sin embargo, no todo ha sido un camino de rosas para este creativo barcelonés. Su más inmediata etapa profesional encontró un brusco final el pasado mes de mayo. Después de convertir a Cathedral en una de las agencias más premiadas y llevarla a alcanzar una facturación cercana a 5.000 millones de pesetas (US$26 millones), todo ello en el plazo de un año, Pujol rompía con su socio, el Grupo Interpublic. “Pretendían convertir Cathedral en una segunda agencia de McCann, lo que rompía parte de los acuerdos establecidos desde el principio”, confiesa a produ.com. Ante esta situación decide emprender una nueva aventura y después de valorar diferentes socios internacionales opta por Tandem DDB. “La experiencia en Cathedral había sido muy buena y el hecho de haberme equivocado de socio no era motivo para rendirme, sino para seguir adelante. Sé que el modelo funciona y se trataba de buscar el socio adecuado, que entendiera la publicidad como un negocio de creatividad y no puramente financiero”. El paso de Pujol por Cathedral permite a The Farm nacer con un año y medio de experiencia. “Pocas veces uno tiene la oportunidad de mejorar un proyecto, de potenciar los aciertos y corregir los defectos. Desde ese punto de vista, The Farm se beneficia de mi anterior proyecto”, asegura. Tandem DDB controlará inicialmente cerca de 30% de las acciones de The Farm; el resto quedará en manos de los profesionales de la compañía “para garantizar la estabilidad del equipo”, explica el creativo. “El objetivo de The Farm es trabajar para un grupo reducido de marcas y ofrecer un nuevo concepto en publicidad fresh thinking que rompa viejos moldes y fórmulas excesivamente gastadas”, comenta Pujol. “Nos definimos como brand builders, expertos en la construcción de marcas a través de la comunicación, verdaderos creadores de códigos y conceptos para las marcas. Para nosotros la marca es el capital más importante de una compañía”, añade. Con sede en Madrid, The Farm iniciará su actividad a principios del próximo mes de septiembre con una clara vocación internacional, con Europa en el horizonte. “España, siendo uno de los principales países en creatividad, no aparece entre los primeros a la hora de acometer proyectos europeos”, lamenta Pujol. “Lo que pretendemos es trabajar para clientes que operen no sólo en España, sino que puedan estar en otros lugares y quieran contar con una creatividad diferente, con un concepto mucho más abierto. Al final, se trata de liderar ese movimiento creativo en el que una agencia española consigue realmente rebasar fronteras”. En ese sentido, afirma, “no descartamos vincularnos al mercado publicitario de América Latina, sobre todo porque cada día son más los anunciantes españoles que se están introduciendo en este mercado, que probablemente sea más complicado que el europeo porque en países como Argentina o Brasil están haciendo un trabajo magnífico. Si entramos allí tendrá que ser para ofrecer algo realmente interesante”. En opinión de Pujol, la nueva agencia buscará tener una idea clara de lo que los anunciantes van a necesitar en los próximos años. “Los anunciantes –dice- han cambiado muchísimo en los últimos años y las agencias no se han adaptado todavía a sus necesidades, así que el primer reto será adecuarnos a una nueva situación en la que el área creativa sea más multidisciplinaria, flexible y con mayor capacidad de adaptación a todos los medios, y entender que hoy ya no estamos anunciando productos sino marcas, y en el juego de las marcas las reglas son muy diferentes”. The Farm nace con la vocación pionera de convertirse en la primera agencia que establezca una red internacional de jóvenes talentos. “La idea es crear una comunidad de nuevo talento que pueda dar su visión creativa a briefings reales de nuestros clientes. Esta idea no sólo refuerza el posicionamiento de fresh thinking sino que aumenta la capacidad creativa de la agencia de forma espectacular”, concluye.