Personaje


Oliver Castro

Oliver Castro de Milagro Films: Quiero inventar formas nuevas de decir lo que soy

03 de junio de 2019


El director mexicano Oliver Castro se inició estudiando diseño gráfico y posteriormente cinematografía en la Escuela Lorenzo de Medici en Florencia, Italia. Desde muy joven Oliver empezó a trabajar en la compañía de producción “Z Film” encabezada por Alejandro González Iñárritu, quien se convertiría en su mentor.

Empezó a dirigir en 1997 segundas unidades, comerciales de televisión y videoclips. En 2002 abrió su propia casa productora de cine y publicidad, Distrito Films, que ganó en 2012 el León de bronce en Cannes por su campaña Crafter para Volkswagen. En los últimos años ha estado inmerso en el desarrollo y producción de largometrajes, cortometrajes, documentales y series de televisión.

Durante los terremotos de México del año 2017, abrió las puertas de los estudios de Distrito Films para que se usaran como centro de acopio para ayudar a los damnificados de su país en conjunto con el reconocido actor Diego Luna. Al poco tiempo de estos trágicos eventos dirigió un cortometraje estremecedor titulado S19. Actualmente es representado por Milagro Films en el mercado hispano de EE UU.

1. ¿Cómo empezaste a dirigir?

Fue de una manera muy natural: desde pequeño tenía un especial gusto por registrar lo visual. Muy joven, participé en un concurso de videos musicales, se llamaba Rock Líquido y era convocado por Coca-Cola. Mi videoclip de la canción Hadita zonza del grupo Marilyn Suicidas, resultó finalista. Fue lo primero que hice. De ahí pasé a formar parte del equipo de Z FILM, donde seguí dirigiendo videoclips y comerciales.

2. ¿Qué te motiva al llegar a un set?

El rodaje es el final y el inicio de algo. Por una parte, ya todas las piezas están listas porque las has preparado con todo detalle en la preproducción: por otra parte, no sabes lo que va a resultar. Conoces a fondo cada elemento y a la vez te puedes esperar la mayor de las sorpresas. Sabes que todo este mundo tridimensional que te rodea, esta locura de objetos y gente, va a aterrizar en un ente de dos dimensiones. Y esperas un resultado que siempre es diferente. Por más simple que sea el proyecto, siempre hay algo que lo hace novedoso. El trabajo en el set, por más que lo hayas previsto, está lleno de azar. Un azar que con suerte hace magia.

3. ¿Cuál es la mejor anécdota de tus rodajes?

Para hacer un anuncio del Palacio de Hierro, con la legendaria modelo Carmen Dell’Orefice, viajé a París. Los preparativos del rodaje no funcionaron como yo esperaba, y unas horas antes de que cliente y agencia viajaran de la Ciudad de México a la capital francesa, tuve que aceptar ante mí mismo que en realidad yo no tenía nada importante que mostrarles. Entonces tomé una de las decisiones más difíciles de mi vida profesional. Agarré el teléfono y los llamé para pedirles que no vinieran aún. Ya iban rumbo al aeropuerto. Pusieron el grito en el cielo. El viaje se canceló. Fue terrible. Pero yo sabía que no hacer esa llamada habría sido peor, sobre todo para el proyecto. Gracias a esa decisión, el proceso pudo empezar a fluir. El resultado fue extraordinario. Ellos quedaron encantados y yo no solo hice una de las mejores piezas de mi carrera sino que estreché con aquel equipo de gente un lazo que todavía nos une. También la relación que entablé con Carmen dell’Orifice sigue siendo inolvidable.

4. ¿Dónde encuentras inspiración?

La encuentro en todos lados: en mi vida personal, con mis hijos; en la relación con la naturaleza, y en el disfrute del arte, principalmente. La música tiene una gran importancia para mí. Encuentro también una especial fuente de inspiración en los momentos en que el trabajo se vuelve una presión: en ese estado de tensión, cuando ya casi todo está listo pero aún no se llega a la meta y parece faltar el tiempo, en ese estado surgen ideas, imágenes, sensaciones imprevistas. Es como una olla express donde se reúnen los ingredientes y todo hierve, fluye y brilla. En ese estado límite, la inspiración adquiere su forma final.

5. ¿Hacia dónde se dirige Oliver Castro?

Estoy buscando nuevos retos, nuevas oportunidades. Creo que ha llegado el momento de dar prioridad a un lenguaje personal, a la expresión de lo que me constituye como persona. Quiero inventar formas nuevas de decir lo que soy. Seguramente eso ocurrirá dentro del mismo camino de la publicidad, al que estoy añadiendo la incursión en nuevos medios, pero mi meta ya no es diversificarme, sino al contrario, reunir todo lo que he ido consiguiendo para hacerlo confluir en lo verdaderamente mío.

Productora:
Milagro Films, EE UU
Contacto: Sergio Nicolau
T +1-323-460-6661

Ver video