Personaje


Daniel Azancot

Daniel Azancot de In & Out Productions: La buena publicidad es siempre la síntesis de una idea

02 de diciembre de 2019


El director Daniel Azancot creció entre Barcelona y Milán. De madre argentina y padre catalán, aprendió francés en Toulouse e inglés en Londres. Habla cinco idiomas, por lo que dedicarse al mundo de la comunicación fue casi inevitable.

Empezó como fotógrafo, pero enseguida se interesó por la dirección. Además de rodar publicidad, ha dirigido teatro y ha sido galardonado en múltiples festivales, nacionales e internacionales.

Actualmente reside en EE UU, donde forma parte de la familia de In & Out Productions y trabaja entre América, Europa y Asia, buscando siempre nuevos conceptos e historias que contar.

1. ¿Cuándo diste el salto de la fotografía a la dirección y por qué?

La verdad es que mi carrera de fotógrafo fue muy corta. Me encantaba hacer retratos y el mundo de la moda, pero me sentía mucho más atraído a todo lo que rodeaba el mundo del cine. Siempre quise contar historias, incluso como fotógrafo realizaba montajes en los que narraba emociones o dibujaba narraciones contraponiendo imágenes.

Por aquel entonces vivía en Barcelona, y compartí estudio con una productora de publicidad que me ofreció trabajar como foto fija y ahí empezó todo. Aprendí muchísimo en esa época. Me fascinaba observar el trabajo de los directores y su relación con los actores.

Uno de los rodajes que más recuerdo de esa época fue una campaña rodada por el fotógrafo y director francés Jean Marie Perrier. La rodamos en la zona industrial de Barcelona y el director se empeñó en traer a un actor americano que estaba empezando y del que hablaba maravillas… El actor era un jovencísimo ¡Benicio del Toro! Recuerdo con mucho cariño aquel rodaje. Mis fotos de Benicio salieron publicadas por todas partes y eso me dio fuerza para lanzarme a probar suerte como director.

Tardé bastante en conseguir rodar mi primera pieza, pero después de trabajar unos años en Group Films, me mudé a Madrid y mi carrera dio un vuelco. No he parado de rodar por todo el mundo desde entonces.

2. ¿Cómo se alimenta tu trabajo en publicidad de la dirección de teatro?

Como director, además de contar historias o plasmar los conceptos de una campaña, lo que más me gusta es el trabajo con los actores. Respeto mucho a los actores y me gusta tenerlos de compañeros de viaje, en busca de una expresión, un gesto o una reacción inesperada pero certera... Es fascinante. Para entender mejor a los actores y aprender cómo sacar lo mejor de ellos, he realizado varios cursos y talleres de actuación. Es muy divertido ponerse al otro lado de la cámara, pero sigo prefiriendo este lado.

El teatro es una experiencia profundamente actoral, donde el trabajo como director es muy diferente. En el cine, el director tiene muchísimo más control y muchos más recursos para manipular la actuación. En el teatro, trabajas con el actor antes de que salga a escena y luego pierdes todo el control. Si no has construido bien los cimientos de lo que quieres, o no has sabido crear un personaje del que el actor esté convencido, todo se desmorona en escena. Cuando eso pasa, es muy doloroso. Una vez se suben al escenario, ya no puedes ayudarles.

En los rodajes trato de mantener el mismo criterio. Fijo los objetivos de cada personaje pero invito a los actores a improvisar la forma. Si los actores se mantienen conectados entre ellos, saben con claridad qué quieren obtener de la escena y se sienten libres, mi trabajo es preservar ese espacio de libertad para que sigan creando momentos auténticos. Es un trabajo de equipo precioso.

3. ¿En qué proyectos estás trabajando actualmente? ¿Tienes algo de ficción o documental andando?

Por suerte, no me dejan de llegar guiones. Ruedo en EE UU, Europa, Asia… Mi forma de trabajar y de relacionarme, con creativos y clientes, hace que muchos de mis trabajos sean Repeating Business.

En mi carrera he rodado casi de todo, pero en estos últimos años lo que más ruedo son coches. El mercado automotriz es muy agradecido. Acabo de rodar Toyota en Los Ángeles con la agencia Burrell y ahora estoy metido en un proyecto de KIA muy divertido de rodar.

Me gusta mucho rodar coches, pero añoro rodar piezas diferentes. Historias emotivas, de humor o simplemente visuales pero con conceptos fuertes. Las agencias y clientes acostumbran a encasillar a los directores. Yo siempre he tratado de revelarme a eso pese a que es muy difícil.

Ahora acabo de presentar un tratamiento para Coca Cola con Burrell. El equipo ha confiado en mí y me ha brindado la oportunidad… Ahí estoy. Intentándolo con pasión en cada oportunidad que aparece.

La ficción me interesa muchísimo, pero aún no se ha dado la oportunidad. Estoy trabajando en una idea pero es demasiado pronto para hablar de ella…

4. ¿Qué libro, disco, cuadro... te ha acompañado a lo largo de tu carrera?

Me resulta muy difícil contestar esta pregunta ya que siempre he sido muy promiscuo en mis intereses literarios, musicales o culturales en general.

Cuando descubro un autor que me gusta acostumbro a leer todo lo que encuentro sobre él, escuchar toda su música, ver todas sus películas o informarme sobre toda su obra, sea cual sea la disciplina del autor. Hago lo mismo cuando me meto en un proyecto publicitario. Siempre investigo todo lo posible sobre el producto, la agencia o el target al que se dirige la pieza… Saber todo lo posible sobre el proyecto y el producto, me ayuda a visualizar mejor lo que se quiere contar.

Haciendo un esfuerzo de síntesis, y concentrándome solo en lo referente a mi profesión, puede que el libro de cabecera en mi carrera publicitaria haya sido Whatever you think think the opposite de Paul Arden. El título es el libro en sí. Todo su contenido son sencillamente ejemplos para explicar esa idea plasmada en diferentes formas.

Como director publicitario creo que sintetizar la idea de la campaña es siempre nuestro mayor reto. Nuestro trabajo es resumir las ideas y trasformaras en emociones o imágenes, para que el mensaje llegue con la mayor fuerza posible al consumidor. La buena publicidad es siempre la síntesis de una idea.

Con el cine, no soy capaz de sintetizar… En pocos opuestos, me fascina Goodfellas, de Martin Scorsese, In the mood for love, de "Wong Kar-Wai” y Wild Strawberries de Ingmar Bergman.

5. ¿Qué te motiva al llegar a un set?

Yo voy a todos los rodajes con ganas de disfrutar al máximo. El rodaje es el momento donde pones en práctica todo lo que has pensado y planeado con la agencia. Es un lugar donde te enfrentas a realidades inesperadas y tu capacidad de improvisación para seguir mejorando las ideas se pone a prueba.

A lo largo de mi carrera, he notado que la madurez como director la empiezas a sentir cuando todo se convierte en una oportunidad para disfrutar. Desde las exigencias de un cliente, una agencia o un presupuesto ajustado, las veo ahora como retos para encontrar soluciones que me sigan gustando.

Trato de que el set sea un lugar agradable. Un lugar donde no solo hago lo planeado. Trato de dejar siempre espacio para la improvisación, para la búsqueda de mejores formas de hacer lo planeado. Me gusta trabajar con los creativos para encontrar juntos detalles que sumen a la idea. Me gusta compartir y disfrutar del momento con todas las partes implicadas en el proceso.

Creo que si no disfrutas, se nota siempre en el resultado.

6. ¿Hacia dónde se dirige Daniel Azancot?

Se lo he preguntado muchas veces, y siempre me responde lo mismo…
“Daniel se dirige hacia el reto de seguir disfrutando con pasión de cada proyecto que llegue a sus manos” jajaja…

Me encanta mi trabajo, disfruto con él, y me siento muy afortunado por formar parte de este negocio. Me dirigiré siempre hacia la nueva aventura que aparezca en mis manos.

Productora:
In & Out Productions, EE UU
Contacto: Mari Tato
T +1-305-458-8020

Ver video
https;