Imagen del comercial Gran Fiesta Jimador

Central Films realizó campaña Expresiones Jimador
03 de diciembre de 2002

Proeza Slai lanzó la campaña para Tequila El Jimador con el tema "Expresiones Jimador", cuyo concepto se centra en una nueva expresión de alegría, integrada por los spots Expresión Hare Krisna, Expresión flamenca, Expresión sesentera y Expresión clásica. La producción fue de Central Films, bajo la dirección del realizador Rodrigo García Saiz, la fotografía de Patrick Murguía y la producción de Urtzi Alejandre; la filmación se realizó a lo largo de 9 días en Buenos Aires, Argentina, contando con los servicios de producción de Moskitoo Films. La campaña cuenta con dos partes por comercial. La primera que consta de imágenes de diferentes formas de expresión que pueden tener los habitantes de una urbe (flamenco, love parade, clásico, Hare Krisna), donde se ven como interactúan con la gente, su forma de vida, sus costumbres, tradiciones. La segunda parte muestra como cada uno de estos grupos se reúne en la noche en una fiesta masiva, en una sola forma de expresión: La Gran fiesta Jimador, realizada en la azotea de un edificio que cuenta con un enorme letrero luminoso de fondo, y en la que la idea fue dar a entender que no importa el estatus social, ni las creencias, ni la religión, que Jimador es el unificador entre este choque de culturas. "Para la filmación contamos con todos los 'juguetes' que pudimos imaginar: helicóptero, flying cam, grúas, dos cámaras, el metro, la iluminación de medio Buenos Aires, efectos especiales, miles de extras que escenificaron un love parade en pleno centro de Buenos Aires y u gran letrero que galardonaba la fiesta Jimador, punto neurálgico de la campaña. A decir verdad tuvimos mucha suerte de contar con un excelente crew integrado por mexicanos y argentinos, que entendió la presión que llevábamos de tener un proyecto tan importante", comentó Urtzi Alejandre, productor de Central Films. Central Films comenzó con la filmación de Clásicos en una bella locación de un barrio argentino que cumplía con los requisitos primordiales para la ejecución. Un día después, filmaron Sesenteros para el que la presión de maquillar, arreglar y coordinar a más de mil extras pululaba en el ambiente. Por su parte, Hare Krishna "presentó una variable interesante al mundo de la publicidad", ya que por primera vez debía contar una historia a través de personajes tan peculiares y espirituales, justificando de manera narrativamente entendible la piedra medular de cómo no importa la creencia de cada individuo, Jimador es la unificación de todas culturas. La verdadera prueba de producción, dijo Urtzi, llegó con Flamencos, en la que en escasas horas debían plasmar la belleza, romanticismo y ritmo de una tradición tan añeja como la propia cultura española. "Con un gran toque de urbanismo, como fue la representación de esta ejecución en el Metro, locación que funcionó de una manera muy coordinada. El resultado estuvo tan a punto que logramos dar un toque documentalista a lo que habíamos planeado". Como gran final se realizó la filmación de la Gran fiesta Jimador, en la que de nueva cuenta participaron un importante número de extras que representarían el encuentro de las culturas. El equipo creativo de la campaña estuvo integrado por Francisco Uribe y Joan Sendra, y en servicios a clientes Víctor Valero y Claudia Angel. La postproducción se realizó en Virgin Studios y la música estuvo a cargo de X Cosa y Prado Sur.
https;