El consumo de video tiene implicaciones para la demanda de electricidad y emisiones de carbono

Consumo de OTT está dañando el clima

27 de mayo de 2019


En medio de protestas mundiales por el cambio climático, un informe reciente reveló que ver un largometraje en línea a través de sitios de transmisión como Netflix requiere la misma cantidad de energía que hervir una tetera para 60 tazas de té.

Los creadores de contenido y los difusores deben tomar nota de la investigación reciente de la Universidad de Lancaster que se centra en las implicaciones energéticas de aumentar el tráfico basado en Internet. El documento “Digitalización, energía y demanda de datos: el impacto del tráfico de Internet en el consumo total y máximo de electricidad” por Janine Morley, Kelly Widdicks y Mike Hazas, se publicó en la revista Energy Research and Social Science, y busca resaltar cómo las prácticas cambiantes, como el aumento de la visualización y transmisión de medios móviles y los crecientes niveles de tráfico de datos requeridos para ofrecer servicios digitales, tienen un impacto significativo en el consumo de energía.

Los investigadores se centran en parte en lo que el informe denomina la “demanda de energía normalmente invisible” de ver televisión y películas a través de Internet, y cómo los movimientos hacia los medios transmitidos por UHD se están sumando a esa demanda. 

“La capacidad de transmitir contenido UHD o múltiples programas de televisión y películas al mismo tiempo está exigiendo requisitos mínimos que todas las familias tendrán derecho a esperar y solicitar” dice Hazas. “Al alentar el tráfico de datos adicionales, estas políticas tienen implicaciones para la demanda de electricidad y las emisiones de carbono. Pero hacen poca o ninguna consideración de esto. En otras palabras, podrían verse como políticas de ‘energía invisible’”.

https;