Damir Imamov, productor de la telenovela de TV Channel Russia junto a Alejandro Parra, CEO de Telefe International

Damir Imamov de TV Channel Russia: Elegimos a Telefé por su experiencia en telenovelas
16 de febrero de 2006

(Cynthia Plohn). Con la rotura de un plato firmado por los miembros del elenco, cuyos pedazos se repartieron entre actores, productores y técnicos, quienes deberán conservarlo, porque luego, al finalizar el rodaje, el director comprará los trozos y rearmará el plato (una tradición rusa) comenzaron las grabaciones de la primera telenovela rusa que se filma en Argentina, una coproducción entre Telefé Contenidos y TV Channel Russia, uno de los más importantes de ese país, cuyo título tentativo es Tango, el último amor. Dirigida por el ruso Yuri Popovich, guiones de Daniel Delbene y Óscar Ibarra (Yago, pasión morena), la telenovela tiene actores argentinos como Adriana Salonia (Sálvame María) y Mario Pasik (Son amores, Una familia especial) y rusos como Andrey Rudenski, Liudmila Svitova, Illya Sokolovsky, quienes estarán en Argentina alrededor de seis meses, que es lo que se estima durará la grabación de la novela, que cuenta con muchos exteriores tanto de Buenos Aires como en locaciones del interior del país. "Para nosotros es una gran responsabilidad, ya que TV Channel Russia es uno de los canales más importantes de Rusia y está es la primera producción original que hacen fuera de su país y para un horario primetime. Creo que es una oportunidad para toda la industria", señaló Alejandro Parra, CEO de Telefe International, a produ.com, durante la presentación de la telenovela. Para Parra, los productores de la telenovela se decidieron por Telefé por su experiencia en hacer telenovelas, por el éxito que han tenido varios productos de Telefé en ese mercado, principalmente Muñeca brava, y porque un país como Argentina les permite trabajar mucho en exteriores. Según Damir Imamov, productor de la telenovela, eligieron hacerla en Argentina y con Telefé por la experiencia que tiene el canal como productora de telenovelas y porque querían un producto diferente a lo que se ve tradicionalmente en la televisión rusa. Aunque el argumento es un secreto guardado bajo llaves se supo que se trata de la historia de un científico ruso que está investigando sobre un virus letal sin saber que en realidad está trabajando para unos bioterroristas y como todas las telenovelas clásicas mezcla traiciones, pasiones y ambiciones. Además de este emprendimiento ruso, el área de producción internacional de Telefé hará este año la versión mexicana de La niñera para TV Azteca, un piloto para una versión mexicana de la sitcom argentina Amor mío (de RGB y Cris Morena Group) y posiblemente la versión estadounidense de Resistiré, formato que fue recientemente adquirido por la Twentieth Century Fox, ya que se estaría evaluando la posibilidad de grabarla en Argentina.
https;