Mario Gallegos, director de Fotografía de La Piloto

Mario Gallegos de La piloto: Las cámaras C-300 de Canon nos facilitan la portabilidad que buscábamos para la serie

Ernesto Ecarri|04 de noviembre de 2016


Portabilidad y agilidad son las palabras con las que define Mario Gallegos la propuesta que maneja para La piloto (80x60´) serie de W Studios y Lemon Films que espera estrenarse para inicios de 2017 por UniMás. Como director de Fotografía destaca el uso de la cámara C-300 de Canon como un elemento clave en la producción de la serie.

“Trabajamos bajo el concepto de portabilidad. A pesar de ser una serie con un ritmo para TV estamos haciéndolo con un look cinematográfico. Hoy escoger una cámara, la iluminación o los filtros tiene que ver como antes escogías un negativo. Estás cámaras Canon tiene un look más cálido con respecto a otras que se están usando para otras producciones. Lo estamos complementando con un filtro cálido que le da un look and feel peculiar”.

Y añade: “Los movimientos de cámara son muy interesantes. Estamos usando un estabilizador de cámara MöVI M15. Lo que se pretende es darle continuidad a los planos. Tratamos de ligar dos o tres secuencias que nos narren a través de un movimiento de cámara interesante”.

La piloto es como una metáfora de que la cámara va volando. La cámara va con ese mismo flow de volar. No traemos unas luces muy grandes, pues no harían lentos. Contamos con luces LED. Un par M-18 y un 4000, que es lo más grande. También algunas luces portátiles como una dedolight. También establecemos el movimiento de los actores por las ventanas y jugar con contraluces” concluye Gallegos.