Mondelēz México ya estaba preparada para un contexto de distanciamiento social

Mondelēz México se perfila como caso de éxito en la inminente realidad del home office
12 de mayo de 2021

Mondelēz México, la empresa líder en snacks con marcas como Trident, Oreo, Queso Crema Philadelphia y Tang, ha demostrado que, un año después de mandar a su personal a trabajar en casa, se puede ser productivo y cumplir con objetivos aún sin estar en un entorno físico de oficina.  

Desde el primer momento en que se tuvo conocimiento de los primeros casos de covid-19 en México, Mondelēz tomó la decisión de que los colaboradores administrativos trabajaran desde casa, además de impulsar una serie de acciones para apoyarlos ante el nuevo reto del home office, priorizando el balance vida-trabajo.  

La implementación del home office, que ya era parte de su modelo de trabajo, fue el primer paso. También se puso en marcha una campaña interna llamada “Mondelēz está contigo”, donde la compañía dio total prioridad al bienestar emocional de los empleados, a través de diferentes programas de comunicación interna enfocados en reorganizar la cultura laboral, que incluyen podcasts semanales y un micrositio de intranet con consejos sobre trabajo remoto, actualizaciones sobre los proyectos de la compañía, protocolos de higiene y salud, así como actividades para realizar en familia.

Preparación y adaptación

De acuerdo con Víctor Bravo, líder en Gente de Mondelēz México, la compañía estaba preparada para una situación como la que estamos viviendo desde hace un año, y ha logrado mantener a los equipos de trabajo funcionales en todo momento, pues la empresa ya contaba con una política interna de trabajo remoto desde 2016. “La flexibilidad es la clave para que la compañía mantenga la excelencia operacional y que los colaboradores puedan sentirse integrados y alineados a objetivos. Esto va más allá de permitirles trabajar en casa; se debe dar un acompañamiento e impulsar la cohesión de los equipos, a través de programas 100% enfocados en que logren una armonía entre su vida personal y laboral” expresó Bravo.

Y para lograr este balance, el primer paso es darse cuenta de que la vida en el trabajo se ha entremezclado con la vida personal, y quienes tienen hijos pueden dar cuenta de ello. Pilar Sánchez, la directora de Marketing de la empresa, es un ejemplo de que la libertad para organizar la rutina del día a día puede detonar mayor productividad y tiempo de calidad en familia.

“La flexibilidad que ofrece la compañía ha permitido, por ejemplo, a los que tenemos hijos, organizar nuestro tiempo en función de las clases virtuales de los niños, las labores en la casa u otros pendientes personales. En mi experiencia, la dinámica laboral no se ha visto afectada porque todos en mi equipo trabajamos bajo resultados. Esto me encanta porque saber que eres dueña del 100% de tu tiempo te permite administrar mejor tus prioridades y disfrutar más a quienes quieres” aseguró Pilar Sánchez.

Para quienes son jóvenes, estar inmersos en una cultura laboral con esta visión y apertura ha sido un gran beneficio. De acuerdo con el reciente estudio Home office en México en tiempos del covid-19, elaborado por la Asociación de Internet MX y OCC mundial, las personas de entre 18 y 24 años son el grupo que más trabaja con las nuevas medidas de home office, donde el 59% de ellos labora entre 5 y 8 horas, seguidos del 57% de las personas de entre 25 y 29 años.

En línea con ello, esta compañía, con un 59% de personal millennial, ha reforzado su apuesta por el talento joven, pues saben que son un grupo poblacional con una visión diferente que está rompiendo esquemas. De hecho, algunos colaboradores jóvenes han llevado el teletrabajo a otro nivel y han pasado todo este tiempo en sus ciudades de origen y con sus familias, sin necesidad de seguir radicando en la Ciudad de México, donde se encuentran las oficinas corporativas, en sus “departamentos de soltero”.

Este es el caso de Erick Azpeytia, Sr. Analyst Marketing de Clorets: “Yo soy de Tampico y llevaba ya ocho años viviendo en CDMX. Gracias al trabajo remoto, pude regresar a casa y trabajar desde ahí, esto me ha permitido ahorrar en renta y convivir con mi familia en estos tiempos difíciles. La dinámica de trabajo en equipo se adaptó rápido a las nuevas circunstancias, la constante por parte de nuestros líderes ha sido la flexibilidad y empatía a las necesidades de cada persona; sin duda, esto nos motiva a seguir entregando buenos resultados y fortalecer nuestro compromiso con Mondelēz México”.

Estas historias reflejan el reto que muchas empresas tienen para avanzar hacia esquemas y formas de trabajo que permiten lograr el balance y hacer más llevadera la pandemia. Desde Mondelēz México mencionaron que seguirán apostando por iniciativas que permitan a sus colaboradores desarrollar al máximo su talento en un entorno laboral a la vanguardia en México.  

Un futuro de home office
La encuesta Nueva normalidad, nuevas formas de trabajo, realizada por PWC México,reveló que, antes de la aplicación de las medidas de distanciamiento social debido a la contingencia sanitaria, 46% de los encuestados no era parte de esquemas de trabajo remoto. Y hoy día, nadie duda que estas modalidades seguirán presentes en la forma en la que se trabaja, pues 97% de los encuestados quiere que el trabajo a distancia se mantenga de forma permanente.

Por otro lado, de acuerdo con la segunda edición de la Encuesta sobre el Impacto Generado por COVID-19 en las Empresas (ECOVID-IE), realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), 44,8% de las grandes empresas que operan en el país implementaron el trabajo remoto como una medida en respuesta a la pandemia. En tanto, se han aplicado esquemas similares por el 19% las pymes y por el 11,2% de los micronegocios. Al mismo tiempo, la Encuesta regional 2020: ¿Cómo se transformó el ámbito laboral y familiar?, donde colaboró el Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección (CIMAD) de la IPADE Business School, México es el país de Latinoamérica en el que el teletrabajo ha tenido mayor aceptación y donde las expectativas de continuar con esta modalidad son altas. La encuesta reveló que el 68% de los mexicanos se han beneficiado con esquemas de home office. Para el 26%, era la primera vez que experimentaban el trabajo a distancia.
https;