El espectro en el rango de ondas milimétricas 26/28 GHz o 40 GHz, continuará brindando alta capacidad en entornos concurridos

Nunca es pronto y ya es hora de pensar en 6G
03 de agosto de 2022

Con conectividad omnipresente y trillones de dispositivos integrables, sin mencionar una gran cantidad de casos de uso de experiencias sensoriales poderosas, 6G requiere nuevas consideraciones de espectro. Desde el espectro actual hasta los nuevos rangos de frecuencia, desglosamos las piezas del rompecabezas del espectro 6G a continuación, indicó Ericsson en su estudio 6G: ¿Por qué el espectro es fundamental?
 
“El aumento de la disponibilidad del espectro es un criterio fundamental para expandir las capacidades de la red móvil y garantizar que se puedan cumplir las demandas de cobertura, tasas de bits y latencia requeridas de los diversos casos de uso de 6G en el futuro. Mientras que los canales de 30 kilohercios (kHz) eran suficientes en los primeros días de las redes móviles, el 5G actual se beneficia de cientos de megahercios (MHz) de ancho de banda que se pueden implementar en bandas de frecuencia desde menos de 1 gigahercio (GHz) hasta el rango de ondas milimétricas (mmWave) por encima de 24 GHz” indica el estudio.
 
Para hacer realidad la visión de 6G y ofrecer todo su potencial, existe una necesidad continua de aumentar aún más la disponibilidad del espectro.
 
Con las redes comerciales 5G ahora desplegadas en todo el mundo y una mayor expansión en camino, la investigación y el desarrollo de 6G también están cobrando impulso. Por lo general, se necesitan alrededor de diez años desde la investigación inicial hasta la comercialización de los nuevos sistemas celulares generacionales. Por lo tanto, se espera que, para 2030, se desplieguen las primeras redes 6G. En esta etapa, 5G y sus tecnologías avanzadas ya habrán transformado nuestras sociedades, sirviendo como la columna vertebral de comunicación e información que puede respaldar las necesidades diarias de humanos, empresas y máquinas inteligentes.

De acuerdo con Ericsson, el espectro en el sub-1 GHz, como las bandas de frecuencia de 600 MHz o 700 MHz, seguirá siendo la capa de cobertura básica y seguirá ayudando a cerrar la brecha digital.
 
El espectro en el rango de ondas milimétricas, por ejemplo, 26/28 GHz o 40 GHz, continuará brindando alta capacidad en entornos concurridos, además de brindar las latencias bajas y la alta confiabilidad que requieren las empresas. El espectro de banda media, incluidos 3,5 GHz, 4,5 GHz y 6 GHz, seguirá abordando los casos de uso de área amplia que requieren capacidad.
 
El requisito de cobertura que permitirá la movilidad y las aplicaciones “en movimiento” de muchos casos de uso de 6G en un área amplia nos lleva a considerar este rango. Para ser aún más específicos ¿qué valor agregarían, por ejemplo, los casos de uso holográfico y metaverso a gran escala si solo se habilitaran en casa? Las restricciones de movilidad y cobertura privarían a tales casos de uso de todo su potencial y valor. Esto, naturalmente, descarta las bandas de frecuencia más altas y nos señala la dirección de las ondas centimétricas donde la vida futurista imaginada puede hacerse móvil.
 
Ericsson reiteró que se requiere centrarse inicialmente en la parte inferior del rango de 7-20 GHz, es decir, 7-15 GHz. Las atribuciones coprimarias a los servicios móviles y fijos en el rango de 7-20 GHz existen hoy en el Reglamento de Radiocomunicaciones de la UIT, aunque se señala que el uso actual de este mismo espectro por parte de otros servicios requiere una cuidadosa consideración. Por lo tanto, estudiar la coexistencia con estos servicios titulares coprimarios será una tarea importante en los próximos años.
https;