La conferencia abordó el tema Ya salimos, ¿y ahora qué?

Recuperar, reiniciar o reinventar son los caminos de las marcas en la nueva normalidad: Enrique Espinosa de Nielsen
11 de junio de 2020

Recuperar, reiniciar o reinventar serán los tres caminos a explorar por parte de las marcas a fin de reactivar el crecimiento en la nueva normalidad, aseguró Enrique Espinosa, director general en Nielsen México, durante la tercera sesión de diálogos digitales Come Together: Ya salimos, ¿y ahora qué?, organizado por la Alianza por el Valor Estratégico de las Marcas (AVE).
 
“Aquellas que se mantengan expectantes de uno a tres meses durante este período de vida restringida tendrán impactos parciales que les permitirán recuperarse, mientras que las que pasen de tres a seis meses en dichas condiciones enfrentarán consecuencias significativas, que les llevarán a reiniciar su actividad. Sin embargo, para aquellas que superen los seis meses, el shock las obligará a reinventarse” sumó Espinosa.
 
Ana Paola Bravo, directora de Estudios Antropológicos en De la Riva Group, señaló que, sin importar la postura que tomaron las marcas durante la contingencia, el levantamiento de la cuarentena las obligará a retomar actividades mediante el diseño de un escenario de normalidad sobre el que van a operar para reconectarse con sus clientes. “El mexicano mide el riesgo a través de la limpieza, por lo que espera touchpoints estables que comuniquen seguridad y control en el espacio público  como comercios, centros de servicio, de consumo”.
 
Alejandro López, director de Mercadeo en KFC México, explicó cómo, a partir de la decisión de proteger a los miembros de su equipo y los clientes, la marca exploró aceleradores del cambio que le permitieron aprovechar el canal delivery, gracias a la alineación directiva, ampliar la infraestructura, contratar más gente, más inversión y awareness del canal. “Para KFC haber mantenido la inversión en comunicación y actuar rápidamente para conectarnos con nuestros consumidores en estas semanas de aislamiento fue clave. Guardar silencio no es una opción para las marcas que quieren mantenerse relevantes”.
https;