Tanya De Poli
OPINIÓN- Tanya De Poli de Founders: The Human Network
12 de agosto de 2020

Me canso de leer artículos sobre: the new normal, “La vida poscovid para las agencias”, leer frases como “tenemos que estar más cerca que nunca de nuestros clientes”. Yo pienso que tenemos que estar más cerca que nunca de nuestros equipos. Siempre tenemos que estar cerca de nuestros clientes, no tenemos que esperar a una pandemia para decir que somos sus partners.

Estamos en la era en la cual el único capital que tiene valor es el humano. Nos despertamos en un mundo donde las oficinas perdieron valor, donde las agencias grandes se encontraban intentando hacer magia con sus spreadsheets, powerpoint presentations, budget sheets, etc. Haciendo promesas en vano, promesas que no pueden respetar porque las decisiones vienen de un board o un CEO global, que piensa únicamente en cómo mejorar su margen, bajando su staff cost. Y olvidaron que lo más importante siempre fue y será el talento y las personas que hacen una agencia.

Lo que nos propusimos hacer con Checha, mi socio en Founders, es crear The Human Network. Que no está driven primordialmente por lo financiero, sino por la medida más importante para nosotros, que es la felicidad. La felicidad de todos los que trabajan con nosotros, y la nuestra. Porque para esto creamos Founders: para tener libertad y ser felices. Y eso se traslada a la felicidad que nos da trabajar en ideas disruptivas, la alegría de que nos aprueben una idea jugada, o el festejo que viene cuando un tuit se viraliza.

Yo creo que hay una fuerza de atracción para este tipo de personas. Es un encaje de frecuencias, y en este momento nos encontramos atrayéndonos con personas, talentos y clientes que vibran en esa frecuencia. No solo dentro de la agencia, sino con partners como The Sway Effect, con quienes vibramos porque también compartimos esta cultura. O con el equipo que estamos formando de agencias independientes con Per Pedersen, que de nuevo fue una atracción inmediata porque es una red de talentos, de personas humanas con las que compartimos el amor por la creatividad.

Lo más importante para esto es la cultura que estamos intentando construir como agencia. Un espacio donde todos tienen una voz, donde todos nos arremangamos y trabajamos codo a codo. Donde celebramos la diversidad, y donde nos divertimos con nuestras diferencias culturales. Somos una pequeña familia. En el fondo, pasamos más tiempo de nuestras vidas con nuestra work family, que con nuestro actual family. Asi que es importante cuidarla.

Hoy le dedicamos mucho tiempo a pensar cómo se puede estar cerca estando lejos. Cómo podemos sacarle una sonrisa a alguien con algo tan simple como una galleta personalizada con su cara con una nota divertida. O un happy hour virtual con unboxing de coctails para cada uno. O una caja de chocolates en un día duro. O hasta un sticker/gif diseñado para hacer reír.

Tal vez pienses que esto que estoy escribiendo es obvio. Y tenes razón, es obvio. Pero en algunos lugares esta cultura solo queda en un powerpoint. Hoy tenemos que estar más cerca que nunca de eso que construye a una agencia: los humanos. 

Por
Tanya De Poli
Founder & COO
Founders

@tanyadepoli
@foundersagency
www.founders-agency.com
https;