MERCADEO

Janik Morales de Mescalina: Merecemos una visión integrada y debemos seguir trabajando en función de ello

Claudia Smolansky| 7 de septiembre de 2023

Janik Morales de Mescalina

Janik Morales, Client Services Director de Mescalina, conversó con PRODU sobre cómo ha sido su trayectoria en la industria, al igual que su visión en cuanto a los temas de inclusión y liderazgo femenino en la industria.

“Comencé esta etapa como Project Manager, específicamente de proyectos de desarrollo. Mientras alineaba a mis equipos detectaba que en ocasiones los clientes no tenían conciencia sobre los tiempos o las implicaciones y que la comunicación se fragmentaba, lo que generaba mucha frustración de ambos lados. Esto me motivó a impulsar una nueva estructura en la organización que permitiría mayor comunicación de todos los involucrados con clientes, pero sobre todo que integrara metodologías ágiles que soportaran la única constante: el cambio” explicó.

Morales detalla que esta nueva estructura integra y forma personas bajo una perspectiva de colaboración. “Los clientes como nosotros son personas que también tienen frustraciones y estamos aquí para apoyarlos y ahí comenzaron nuevos retos. Entendimiento de objetivos y alineación de modelos de trabajo en función de ellos, disponibilidad, calidad, flexibilidad más mucha claridad sobre los objetivos y valores de la organización que represento. La suma de estas partes debe prevalecer en las negociaciones y el reto hoy sigue siendo mantener el equilibrio para desarrollar relaciones duraderas” agregó.

En ese sentido, expresa que aunque ha disfrutado mucho el camino, se ha enfrentado a situaciones en las que tiene que recordarse que su voz tiene el mismo valor que la de cualquier persona.

“Recuerdo bien una junta con un cliente en la que yo estaba presentando y el director, al que estábamos presentado, ignoró mi propuesta. Uno de mis compañeros se dio cuenta de esto y repitió mis argumentos dándome el crédito. Solo así se reconoció mi opinión. Esta actitud me desconcertó bastante y dudé de mi capacidad de expresar mis ideas, pero tras reflexionarlo fue muy claro lo que había sucedido. Después de esto, cuando algo similar sucede levanto la voz, literalmente” añadió.

Sin embargo, Morales observa un crecimiento en el liderazgo femenino en la industria y cuenta que cada vez se encuentra con más mujeres en cargos de tomas de decisiones. “Sé que aún hay un camino largo por recorrer, pero también sé que existimos muchas mujeres con talento en la industria que estamos preparadas para tomar riesgos y cambiar paradigmas. Merecemos una visión integrada y debemos seguir trabajando en función de ello” comentó.

Desde Mescalina cuenta que le dan valor al talento y a la inclusión. “Somos conscientes del contexto en el que nos desenvolvemos y es por esto que como organización, más allá de nuestro código de conducta, integramos políticas y prácticas que permitan a todas las personas desarrollarse”.

Por ello, destaca que las promociones se basan en los resultados de las personas y que dejan fuera otro tipo de “prejuicios que puedan nublar la visión”. “Tenemos un programa muy interesante de altos potenciales donde existe un comité de selección que desarrolla al mejor talento de la organización” añadió.

Finalmente, Morales brinda cinco consejos para aquellas que deseen alcanzar puestos de liderazgo en la industria y en primer lugar, resalta que no hay una sola verdad, por lo que mantenerse informadas y en constante aprendizaje es fundamental.

Liderazgo:

1. Tomar retos. Aceptar la incertidumbre con humildad, sabiendo que la recompensa es la experiencia y el conocimiento
2. Tener los objetivos personales claros y conectarlos de manera armónica con los objetivos profesionales
3. Ampliar tu perspectiva: las personas inspiran, las ciudades y los libros también. Mantener la fuente de inspiración.
4. Escoger tus batallas. “Aunque decimos que podemos con todo, no es del todo cierto. Yo las invito a ser autocríticas y a visualizar siempre los pros y contras para que te puedas enfocar en lo importante y no en lo urgente. Sé que es trillado, pero es posible decir “no”.