Reel de Oro


Bacha Caravedo Chinón Higashionna

Bacha Caravedo y Chinón Higashionna de Señor Z: Cannes Lions muestra los caminos y las exigencias

22 de julio de 2022


Del cine y de la arquitectura, Bacha Caravedo y Chinón Higashionna trabajan en dupla desde hace 12 años. Como directores, han trabajado para el mercado español, colombiano, norteamericano y peruano, obteniendo reconocimientos en el festival de Creatividad de Cannes, en el Festival El Sol, en el Ojo de Iberoamérica, entre otros festivales. Han escrito y co dirigido los largometrajes Perro Guardián y el Sistema Solar, ganando el premio al mejor actor y mejor dirección en el Festival de cine de Málaga, entre otros reconocimientos. Acaban de obtener un León de Bronce por mejor dirección en la categoría FilmCraft por Christmas Clown para Real Plaza en Cannes Lions 2022, representando el primero para la región en esta área. Son socios y fundadores del colectivo audiovisual Señor Z.

1. ¿Cómo fue el proceso de conceptualización de Christmas Clown y por qué creen que ha sido efectiva en el país y también captó la atención de los jurados en este certamen?

Este premio viene cocinándose desde el cliente, Real Plaza. Que un cliente le pida a su agencia, que quiere hacer el mejor comercial de Navidad hecho en el Perú, ya marca la pauta del hambre que teníamos todos con esta pieza. Trabajamos de la mano con Fahrenheit DDB, quienes no solo son socios estratégicos sino amigos, y conocen bien nuestra dedicación (a veces obsesión) con el trabajo. Más que un guion propiamente dicho, Mauricio Loredo y Gonzalo Vera Tudela, nos dieron un pequeño cuento de navidad ambientado en unos payasos de circo de la periferia de la capital. Ahí estaba ya escrita la escena del padre descubriendo a su hijo desmaquillándose, una escena que para nosotros era “la escena”. Y desde ahí, con todo el equipo, comenzamos a desarrollar el guion, escena por escena. La rutina de los payasos en el trailer, la escena del niño viendo una película de abogados en un televisor viejo, etc; todo comenzó a crearse gracias a ese pequeño cuentito.

Algo que teníamos muy claro a la hora de guionizar la historia, es que queríamos que fuera atemporal. Que no se sienta de hoy. Que no haya smartphones. Influenciados por películas como Delicatessen (Jeunet y Caro) o La Strada (Fellini), para nosotros Christmas Clown era un mundo de payasos, no había diálogos. A pesar de la melancolía, siempre queríamos tener gags visuales “payasos”. Además, todo tenía que contarse a través de la acción y la luz, y eso hizo que la pieza fuera absolutamente visual. Todo tenía que hablar: la dirección de arte, la fotografía, la construcción de los personajes/payasos, la música.

Un camino que teníamos muy claro, es que había dos protagonistas en la historia. Al inicio, la fuerza de la narración estaba en el punto de vista del hijo payaso. Pero a partir de la escena del “trailer desmaquillada”, el punto de vista pasa a ser del padre payaso. Eso ayudó bastante a la hora del concepto final: la aceptación, la empatía. Pudimos tener los dos puntos de vista y empatizar con el dolor, pero también con la entrega. Es una campaña que, aunque es atemporal en la construcción de su propio mundo, hoy es de una relevancia muy grande.

La campaña fue un hit en el Perú. En 3 minutos de historia, logramos que haya más de 80 mil compartidas naturales sólo en Facebook (sin contar Whatsapp, IG, etc) y más de un millón de reproducciones en una semana. Creo que una de las razones fundamentales para conectar con los espectadores y luego con los jurados, es que la idea era absolutamente relevante, simple y actual: aceptar al otro como es, es el mejor regalo que puedes dar. Pero la genialidad del comercial nace en darle la vuelta a las cosas que antes se han contado. Aquí hay un payaso que quiere ser abogado, tal vez una de las profesiones más tradicionales. La manera como se hizo, esta mezcla de melancolía y humor, este mundo tan personal, con payasos de circo de la periferia, y actuaciones sobresalientes, llenas de verdad, hace que los espectadores se sientan identificadísimos.


2. ¿Por qué consideran que un festival como Cannes es importante para la industria?

Cannes Lions es importante porque es allí donde se ponen las bases de lo que se está haciendo en el mundo y lo que está por venir. Qué conecta. Hacia dónde estamos yendo como industria y también como comunicación. En un mundo absolutamente conectado, ya no es posible no saber qué pasa en las diferentes industrias y cuáles son los estándares internacionales. Un festival tan importante como Cannes Lions muestra los caminos, las exigencias, el techo. Y saber que países de Latinoamérica pueden estar ahí ganándose Leones, no sólo en creatividad sino también en Film Craft, también abre caminos a nuevas sociedades, a poder tener nuevos socios estratégicos y poder aportar otras miradas que tal vez no se tienen muy en cuenta en estos momentos. Descentralizar las ideas, pero también las hechuras. La originalidad no sólo proviene de las ideas, sino del lugar de donde vienen esas ideas.

3. Este es el primero león de Perú en la categoría Film Craft a Mejor Dirección y el único comercial en América Latina en haber obtenido un reconocimiento en esta categoría. ¿Cuáles creen que fueron los elementos que destacan de la dirección en este proyecto?

Para lograrlo tienes que tener una buena idea. Creo que por más que tengas un craft impecable, sin una gran idea y narración que lo sostenga, a nadie le va a interesar. En el caso de Christmas Clowns, no sólo la idea era creativa e interesante, sino que nos hizo crear un mundo muy específico y especial. Pero cuando hablamos de Craft, hablamos de la pieza en su conjunto. Por ejemplo, el casting fue básico. Nosotros tenemos una casa de casting inhouse (Cazting Z) y eso nos permite trabajar con mucha eficiencia. Hicimos casting de payasos o actores clowns dentro y fuera del Perú. Trabajamos con gente que se ha dedicado 100% al circo durante toda su vida. Y eso nos dio este ritmo actoral especial que tiene la pieza. La dirección de fotografía (Chinón luciéndose en la dirección de fotografía), la dirección de arte (Bettina Fiol y un equipo de arte de primera) y el trabajo de música de Rodrigo Malnatti, querían hablar por nuestros personajes. Creo que ahí radica el éxito de la pieza. Todos sabíamos que esta era una historia humana y desde cada lado, quisimos que la voz de nuestros dos protagonistas se escuchen de una manera clara y especial.

4. Desde su perspectiva, ¿Cuáles son los principales cambios que observan en la industria?

Hay saltos significativos en toda la industria. Por ejemplo, las luces son más livianas, necesitan menos potencia y eso aligera mucho los rodajes. También tenemos equipos cada vez más precisos, las cámaras cada vez tienen mayor calidad y nos dan mejores resultados en la colorización o en los proyectos en donde se necesita CGI. También, se ha homogeneizado un poco más la calidad. Antes a los comerciales latinoamericanos, salvo contadas excepciones, se le notaba la falta de calidad. Ahora todos apuntamos siempre al standard internacional. Y con el abaratamiento de algunas tecnologías, industrias más pequeñas como la peruana pueden competir en condiciones relativamente similares.

5. Ante estos distintos cambios, ¿Cómo describirían su proceso de evolución como directores?

Nosotros en Señor Z, ya sea como directores o productores, siempre estamos retándonos. Siempre queremos no sólo ir a la vanguardia, sino retar a esa vanguardia. No sólo homenajear, o tomar lo bueno que se hace en otras industrias, sino aportar desde nuestra visión lo que creemos que va a marcar un nuevo camino. Esa siempre ha sido nuestra búsqueda y aun cuando no siempre puedas hacerlo, apuntar hacia allí siempre te va a hacer mejor director, productor y también ser humano. Además, un valor fundamental para nosotros, es la diversión. Divertirnos creando. Mientras mantengamos esa esencia en nuestra búsqueda, va a haber siempre buenos resultados.

Casa productora: Señor Z
Contacto: Lorena Ugarteche
T: +51.1-247-3765

Ver video



https;