TELEVISIÓN

Actriz mexicana Isabel Burr: Tras 13 años de carrera, mi sueño de ser actriz sigue intacto

1 de noviembre de 2023

Aliana González

Premios PRODU Isabel Burr Actriz

La actriz mexicana Isabel Burr, quien interpretó a la joven Virginia Aguirre de la Mora (versión juvenil del personaje de Verónica Castro) en la tercera temporada de la serie de Netflix, La casa de las flores, además de participar en la película Welcome al norte, realizada por BTF Media para Star+, la cual estrenó recientemente en cines mexicanos, comentó durante la entrega de los Premios PRODU algunos retos que enfrentó en su carrera y en estas producciones.

Confiesa que no sabía en qué se metía cuando comenzó a actuar, aunque la pasíon por la actuación estuvo siempre con ella. “A los 19 años me fui a Los Ángeles persiguiendo un sueño, el sueño de convertirme en actriz. Nadie en mi familia se dedica a esto y fue un aprendizaje con muchas trabas en el proceso, sin saber que necesitabas un representante, hacer casting, visa de trabajo. Fueron de los mejores años de mi vida, donde aprendí a conocerme como mujer adulta, así como la diferencia entre la libertad y el libertinaje. Mi sueño sigue intacto, ser actriz, luego de 13 años de carrera” dijo.

Calificó a Welcome al norte como una película blanca, realizada con mucho cariño, y que muestra lo hermoso que es México. “Son filmaciones que te permiten viajar y enseñar a tu país, te hacen recordar lo hermoso que es México, lo que me llena como persona” dijo, tras comentar que ya salió de cines, pero se verá por Star+. Welcome al norte fue dirigida por Gustavo Loza.

En cuanto a su personaje, Virginia, en la famosa serie de Manolo Caro para Netflix, La casa de las flores, explicó que encontrarse con este personaje fue un descubrimiento, en el que resultó extraordinario ser acompañada por Manolo Caro. “Fue un reto, porque estaba en el borde de no caer en una imitación, pues no estaba haciendo el personaje de Verónica Castro, sino el personaje que Verónica hizo en la primera y en la segunda temporada. Fue un descubrimiento de Virginia, quién fue de joven. Fue mucho trabajo de mesa y escuchar su voz, para no caer en lo burdo, ni en un cliché de una imitación” explicó.