TELEVISIÓN

Non Stop Studios y SAGA producen en Turquía drama Amé una rosa

Marcela Tedesco| 28 de septiembre de 2023

Aydın Dogan SAGA y Patricio Rabuffetti Non Stop

La
reconocida productora Non Stop Studios, de Patricio Rabuffetti y la turca SAGA,
parte de Dogan Family, principal accionista de BluTV y expropietaria de Kanal D,
se unieron para coproducir en Turquía la telenovela Amé una rosa.

 

El
drama, de 100 episodios, ya lleva dos meses de rodaje en magníficas locaciones
de Turquía como los palacios de Estambul y la histórica ciudad de Mardin en el
este del país.

 

“Estamos
muy contentos de cooperar con Non Stop Studios, productora líder con vastas
operaciones en Latinoamérica, EE UU y Europa, y agradecidos con ellos por creer
en el poder del contenido turco. SAGA es una de nuestras productoras enfocadas
en telenovelas y dramas. Creemos que esta cooperación será el comienzo de una
colaboración muy fructífera” apuntó Aydın Dogan Yalcındag, miembro de la Junta
Directiva de BluTV & SAGA.

 

Por
su parte, Patricio Rabuffetti, presidente de Non Stop Studios, comentó: “Estamos
muy emocionados de estar produciendo esta serie después de casi dos años de
haber comenzado a trabajar en el proyecto. Estamos en el segundo mes de rodaje
y no podemos estar más contentos con el resultado que estamos viendo… Creemos
que la historia, los actores, los guionistas y la dirección lo tienen todo en
su haber para que sea un éxito. Agradecemos a SAGA por este acuerdo y por confiar
en nosotros para esta primera coproducción”.

 

Amé
una rosa
es una historia de Baran Yildirim, Merve Atesoglu y Vural Balikci
quienes, entre innumerables series escribieron Forgive me, que durante nueve
años emitió un total de 1.200 episodios. Está dirigida por Atilla Cengiz, quien
dirigió la versión turca de Dónde está Elisa y Flames of fame que se vendió en
más de 100 territorios (Telemundo, HBO Max y otros).

 

La
historia gira en torno a la reconciliación de dos familias enemistadas a través
del matrimonio de sus hijos. La esperanza está en poner fin a años de
hostilidad y conflicto pero, en medio de este gesto de paz, hay quienes están dispuestos a hacer lo que sea necesario para sabotear la reconciliación y
mantener viva la enemistad.