TELEVISIÓN

Luis Carlos Ávila, guionista colombiano: La huelga se basa en causas que a todos nos benefician. Si se mueve en EE UU, se mueve en Latinoamérica

Édison Monroy| 3 de mayo de 2023

Luis Carlos Avila Guionista

La huelga de la WGA (Asociación de Escritores de EE UU) sigue adelante, y aunque se dice que puede traer nuevas oportunidades para la industria en Latinoamérica, el guionista colombiano Luis Carlos Ávila opina que en realidad, no es de esa forma como este tipo de luchas de sus colegas a futuro trae beneficios para el gremio en los demás países del mundo.

“La huelga se basa en causas que a todos nos benefician. Si se mueve en EE UU, se mueve en Latinoamérica. Como industria seguimos siendo muy herederos del modelo americano. Es bien paradójico porque uno podría aprovecharse de una situación así, pero si yo empiezo a pensar sobre mis propios beneficios individuales, tal vez estoy resolviendo una necesidad de hoy y mañana. Pero cuando se piensa en colectivo se están resolviendo las necesidades de hoy y de 10 o 20 años más” afirma Ávila, quien ha formado parte del equipo de guionistas de producciones como La reina del flow, Paraíso Travel, La Gloria de Lucho, El barón, Parientes a la fuerza, entre otras.

El colombiano explica que momentos como estos son necesarios para que se pongan los focos sobre los escritores y se recuerde su importancia: “La industria a veces ha sido un poco ingrata con el guionista, para nadie es un secreto. Se olvida que el guion es el corazón del proyecto. Las plataformas trajeron otras formas dinámicas donde se deben tener en cuenta a los guionistas. Lo que va a pasar es bien interesante porque va a sentar un precedente. Si no se toman las medidas se puede alargar como en la huelga de 2007”.

El guionista, quien en la actualidad trabaja de la mano de Punta Fina en el desarrollo de varios proyectos para plataformas digitales, señala que una pausa como la que se está dando en la escritura de producciones audiovisuales en EE UU, también podría beneficiar los contenidos que se realicen, tal como sucedió en la huelga de hace 16 años.

“Me acuerdo del caso de Breaking Bad, cuya primera temporada coincidió con la huelga, por lo que esa temporada solo duró siete episodios. El personaje Jesse Pinkman (interpretado por Aaron Paul) se tenía pensado que lo mataran en esa primera temporada, pero eso no se grabó. Cuando salieron al aire, se dieron cuenta de que el personaje gustó y eso obligó a una reescritura para toda la historia que les funcionó mejor. Algo similar sucedió con The Walking Dead” recuerda.  

Ávila cree que la situación es delicada y aún está en su comienzo, por lo que es difícil determinar hacia dónde vaya, pero espera que se pueden encontrar soluciones que dejen satisfechos a todos los protagonistas. “Creo que todos los que trabajamos en la industria o nos gusta la televisión debemos asegurarnos de que los escritores y los creativos tengan condiciones favorables para seguir siendo la base de la industria. Lo importante es que se pueda llegar a un acuerdo y que funcione” concluye.